Retorno al primer “albertismo” en un ensayo chaqueño de unidad

Política

El Presidente rescató el discurso de la campaña 2019 con una exhortación a la unidad del peronismo (Cristina, Massa y el “albertismo”) para enfrentar al enemigo: Macri y la “maldita derecha”.

Alberto Fernández salió a recalibrar la interna del Frente de Todos en Chaco con el objetivo de cerrar la situación que atraviesa la coalición de Gobierno. El Presidente advirtió que “el enemigo nuestro no está en el Frente de Todos, sino en esa maldita derecha” y exhortó a los espacios políticos que integran el Gobierno nacional a que “nunca más” se dividan porque “el día que nos dividimos (Mauricio) Macri fue presidente”.

En un retorno al primer “albertismo”, cuando la marca del Frente de Todos garantizaba competitividad electoral a partir de la unión del pan peronismo representado por Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa y la liga de gobernadores, con eje en la nominación de Alberto como candidato, el Presidente volvió a apelar a Macri como ancla de unidad del oficialismo. El Presidente aprovechó así la primera experiencia de institucionalización del Frente de Todos en Chaco con un discurso que tuvo como eje la unidad del espacio de cara a las elecciones presidenciales del próximo año. En un intento por anestesiar la interna, lo hizo acompañado por Jorge Capitanich, el gobernador que recibió a Cristina de Kirchner a principios de mes para que pronuncie un crítico discurso sobre el rumbo del Gobierno y la integración del gabinete nacional.

Apuntando al pragmatismo electoral y a un núcleo de coincidencias básicas dentro del FdT, Alberto advirtió que “nosotros tenemos que construir la mayor unidad posible, porque esto que digo yo no es distinto a lo que piensa cualquier dirigente del Frente de todos”. En el auditorio del Centro de Convenciones Gala en la ciudad de Resistencia, el Presidente insistió: “Yo les pido que no pierdan de vista dónde está el peligro, que es esa derecha impiadosa que tuvo el mayor desastre social que la Argentina recuerda y nos endeudó como nadie antes”. “Compañeros, en el Frente de Todos no hay enemigos, hay diferencias. Pero hemos aprendido a respetarnos con esas diferencias”, dijo Fernández y pidió que: “No dejen que nos dividan”.

En la misma línea, el Presidente remarcó que “un compañero que sale y critica, el tiempo dirá si tiene razón o no, pero es un compañero. No dejen que nos dividan”. “Nosotros tenemos un denominador común que nos obliga a producir más, a generar más trabajo formal y a distribuir más correctamente la riqueza. Esos son nuestros tres pilares de fondo”, agregó. Fernández, quien además es presidente del Partido Justicialista (PJ) nacional, evocó: “Somos hijos de Perón y Evita” y sostuvo que “estamos acá para seguir luchando por una patria libre, justa y soberana porque tenemos una responsabilidad y es que la riqueza, la ganancia de la Argentina no se quede en los bolsillos de unos pocos”.

“Yo les pido que nos organicemos, no podemos darnos el lujo de dejar en 2023 el poder en manos de los que siguen diciendo que no hay que crear más universidades, porque los hijos de los pobres no llegan al nivel universitario”, exhortó el Presidente casi en tono de campaña. En esa línea, mencionó que siguen diciendo “que la salud la maneja el sector privado y que un trabajador que cae en el desempleo no merece la indemnización y hablan contra el aguinaldo”, por lo que advirtió: “Compañeros, van contra sus derechos y lo dicen abiertamente por televisión”.

De ese modo, afirmó que “entre nosotros, las diferencias no están dadas en la cuestión de fondo” y apuntó que “las diferencias asoman por las formas, los modos y el camino a tomar para alcanzar el objetivo común que todos buscamos”. Con énfasis, Fernández sentenció: “El enemigo nuestro no está en el Frente de Todos, sino está en esa maldita derecha que una vez más quiere volver a someter al pueblo argentino”.

Al finalizar su discurso, pidió: “Pongámosle al Frente de Todos la fuerza que necesita y transitemos juntos lo que queda de gobierno para que en el 2023 volvamos a darles a los argentinos la alegría que merecen, de tener un Gobierno que se ocupa de ellos”. Previo al discurso del Presidente, el gobernador de Chaco y titular del FdT provincial, Jorge Capitanich, destacó que “decidimos institucionalizar el Frente de Todos en Chaco porque así es un espacio que garantiza la unidad en la diversidad”.

“Las diferencias no nos tienen que dividir, sino enseñar a construir un camino que nos permita resolver los problemas de los argentinos”, manifestó el gobernador y afirmó: “Hay que hacer una convocatoria amplia, plural y democrática”. En medio de cánticos de los militantes, Capitanich sostuvo que “nuestro espacio implica unidad en la diversidad” y afirmó que “no todos pensamos lo mismo, pero en el Frente de Todos estamos unidos por un proyecto democrático, nacional y popular que garantice la soberanía y la dignidad para el pueblo argentino”.

Así, destacó que “juntos, unidos, vamos a ser capaces de combatir la inflación, cuidar el salario y el trabajo de los argentinos y salir todos juntos a destacar todo lo que se ha hecho” y “para participar abiertamente para que el próximo año siga gobernando la República el Frente de todos, y seguir construyendo la Argentina que nos merecemos”. En el acto también participaron Julio Vitobello; la vocera presidencial Gabriela Cerruti; el secretario de Relaciones Parlamentarias Fernando ‘Chino’ Navarro; y la vicegobernadora de Chaco Analía Rach Quiroga.

Dejá tu comentario