Gobierno evita el mareo legislativo y avanza con DNU

Política

El Ejecutivo promete forzar un congelamiento de precios en alquileres y cuotas de créditos hipotecarios por seis meses. También se desactivarían los desalojos. Se reactivan quejas macristas por falta de información desde el kirchnerismo.

Después de innumerables idas y vueltas, el Gobierno decidió que en las próximas horas o días gatillará un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para congelar los precios de alquileres y las cuotas de créditos hipotecarios por seis meses, tal como contó Ámbito Financiero en su edición de ayer. La norma también apuntaría a desactivar los desalojos por el mismo plazo, tras el intercambio que tuvo Alberto Fernández con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y con participación por algunos momentos del presidente de Diputados, Sergio Massa.

La definición terminó de noquear la insólita puja generada entre Diputados y el Senado con respecto a cómo trabajar en épocas de cuarentena, con legisladores obligados a quedarse en sus hogares por cuestiones de salud o por el bloqueos aún más severos que fueron implementados en distintas provincias.

Massa fue uno de los principales impulsores de “mantener abierto” el Congreso -aunque sea, de forma virtual-e incluso consiguió un guiño inicial del macrismo en la Cámara baja. Desde el inicio de la corriente semana, distintos senadores trasladaron enfado hacia el tigrense y la Casa Rosada por no encontrar motivos reales para sesionar de urgencia más que imponer una idea de preocupación y ocupación para combatir las consecuencias que ya genera la pandemia del coronavirus, ya que existía suficiente aval para avanzar con un DNU.

A pesar de todo eso, en las últimas horas algunos senadores macristas no quisieron quedar relegados del protagonismo que tomó Diputados en la última semana y se sumaron a la “disposición” a sesionar en caso de pedido del Ejecutivo. Quienes se mostraron en ese sentido fueron los jerarcas de la UCR, Luis Naidenoff -jefe del interbloque de Juntos por el Cambio- y del PRO, Humberto Schiavoni, quien ganó con el tiempo enojos en su propia bancada.

En las próximas horas, Massa volverá a comandar una videoconferencia con diputados opositores y del kirchnerismo para buscar, una vez más, que Diputados pueda “funcionar” aunque sea en sus comisiones. Ayer se dio a conocer la nómina complete de las mismas, con un Frente de Todos que deglutió las presidencias de las comisiones más importantes y dejó a Juntos por el Cambio relegado, pese a la equilibrada cantidad de legisladores. Quien sí recibió un mazazo fue el lavagnismo, tras no haber dado quórum en la sesión en la que la Cámara baja aprobó los cambios suaves a jubilaciones de jueces y diplomáticos.

Sobre lo que aún no se encuentra respuesta es al pedido del macrismo en Diputados para que la Casa Rosada designe “un enlace oficial del Ministerio de Salud o de la Jefatura de Gabinete con los bloques y las autoridades de la Comisión de Salud y Acción Social que puedan concentrar los pedidos de información”, y así “mantener un canal de diálogo y difusión de la evolución diaria de la pandemia en nuestro país y de las medidas” que el Ejecutivo “vaya decidiendo para enfrentarla”.

Por otra parte, Juntos por el Cambio requirió el panorama de insumos críticos para personal de la salud, respiradores y la disponibilidad y la ampliación de la capacidad hospitalaria en cada provincia. También consultó sobre los argentinos varados en el exterior, más allá de la labor realizada por Cancillería para organizar retornos al país, y se exigió la conformación de un enlace con la Comisión de Relaciones Exteriores junto a la devolución del impuesto PAÍS, la extensión de límites en tarjetas de crédito y de giro de divisas.

Otro punto marcado fue el seguimiento que tendría que hacer PAMI en personas mayores -dardos tras centenares de despidos en el área que comanda Luana Volnovich, cuidada en extremo por voceros y “comunicadores” camporistas- y las decisiones aún no adoptadas para sostener el empleo privado para evitar los despidos, así como la decisión de dar luz verde a facilidades de pago de obligaciones tributarias.

Anoche, y tras guiños varios a Massa con respecto a sesionar, el macrismo volvió a solicitar por la información que aún no aparece y ya se queja por los testeos, la demorada descentralización y las supuestas compras de reactivos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario