Gobierno intentó impugnar audiencia por coparticipación: la Corte lo rechazó

Política

El Gobierno,a través del procurador, Carlos Zannini, envió ayer un escrito a la Corte Suprema ante la audiencia de conciliación que el máximo tribunal citó para que hoy se encuentren representantes de Nación y de la Ciudad de Buenos Aires por el conflicto que desató la quita de fondos de coparticipación al distrito porteño. El máximo tribunal se expidió en contra de ese planteo en pocas horas, abriendo así otro frente de conflicto en la disputa de fondo detrás de la causa por coparticipacion que es, específicamente, el debate oficialismo-oposición sobre la autonomía de la ciudad.

El escrito de Zannini planteó la incompetencia de la Corte Suprema para intervenir en la pelea, que en su momento se inició con un decreto de Alberto Fernández que luego convirtió en ley el Congreso, algo que fue rechazado el máximo tribunal casi inmediatamente.

Los argumentos, para plantear la declinatoria de la competencia originaria son varios, pero básicamente señalan que la Ciudad no tiene el estatus de provincia, porque la reforma constitucional no se lo otorgó. Para eso, a su vez, Zannini recurre a un fallo en disidencia de Elena Highton de Nolasco, en la causa del Gobierno porteño contra la provincia de Córdoba. También señala fallos anteriores que consideraron que la Ciudad Autónoma “no es una provincia argentina” en un listado de causas para fundar el pedido. Además, la presentación se explayó en detalles sobre el proceso de quita de puntos de coparticipación que se transformaron en una suma fija anual a determinar cada año por el Congreso.

“Vengo a plantear la excepción de incompetencia y declinatoria de la competencia de esta Excelentísima Corte Suprema de Justicia de la Nación, por cuanto el caso de autos no se ajusta a ninguno de los supuestos taxativamente señalados en el Art. 117 de la Constitución Nacional”, sostuvo Zannini en su escrito y consideró que “no corresponde que la presente contienda planteada por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tramite en la jurisdicción originaria de este Alto Tribunal”.

El Gobierno se presentará de todos modos hoy como lo hará la Ciudad de Buenos Aires a la audiencia de conciliación prevista, que resultó una esperanza para Larreta, cuando fue citada y que ahora agrega tensión ante el conflicto por la presencialidad en las aulas porteñas.

En septiembre pasado, la Ciudad presentó un amparo cuando el Gobierno nacional le propinó el recorte de fondos que consideraba calculados en exceso. Son los que acompañaron la transferencia de parte de la Policía Federal a la Ciudad, durante la presidencia de Mauricio Macri. Larreta consideró inconstitucional el decreto presidencial -tal como acusa sobre el caso de las escuelas- que dispuso la quita. La norma luego se transformó en ley y el Gobierno porteño amplió su presentación ante la Corte.

Zannini sostuvo que el Gobierno nacional actuó “en el marco de esta situación, con pleno y estricto apego al ordenamiento jurídico constitucional y legal”, que “ha obrado con absoluta buena fe y sigue dispuesto a dialogar con las autoridades de la CABA conforme a los principios que informan el federalismo de concertación”, pero las “autoridades” porteñas “han planteado y exacerbado una situación de conflicto que debería encontrar el cauce para su solución en el diálogo intergubernamental, y no en el innecesario dispendio jurisdiccional que suscitan estas actuaciones”.

De acuerdo a la ley, la Ciudad recibe $24.500 millones en doce cuotas, pero la misma norma define que Nación y Ciudad debían reunirse para pulir ese número. Larreta rechazó la invitación de Martín Guzmán y el monto no se modificó.

Dejá tu comentario