Gobierno prepara nuevo DNU con más "cierres" intermitentes

Política

Tras las restricciones del fin de semana, Santiago Cafiero adelantó que habrá un nuevo DNU con más medidas de control de acuerdo con el semáforo epidemiológico. Optimismo por leve baja de casos y aumento en el ritmo de vacunación.

Santiago Cafiero confirmó que el Gobierno tiene previsto “continuar con las medidas de semáforo epidemiológico” y los cierres intermitentes hasta que se sancione la ley que establece parámetros sanitarios para la implementación de medidas en todo el territorio nacional. El Gobierno nacional apuesta a que esta semana continúe la incipiente tendencia a la baja en los casos de coronavirus, producto de las restricciones establecidas en el último DNU, y enfrenta una nueva semana de reuniones para evaluar la situación sanitaria y epidemiológica y definir cómo siguen las medidas de cuidado de cara al vencimiento de la norma el próximo viernes, mientras avanza en forma acelerada la llegada de vacunas y el ritmo de inoculación.

El jefe de Gabinete aseguró en una entrevista que si la sanción de la ley enviada al Congreso se demora, se seguirán tomando medidas a través de decretos de necesidad y urgencia, como el que está vigente actualmente y que vence el viernes próximo. Consultado sobre la eficacia de las medidas estrictas vigentes este fin de semana, al igual que entre el 22 y el 30 de mayo último, Cafiero explicó que “nunca” se puede analizar una pandemia de “modo aritmético porque siempre eso termina fallando”. “La pandemia es dinámica y tiene su proceso y sus tiempos. ¿Qué se logró con estos 9 días de confinamiento? Cortar un aumento que venía. Nosotros tocamos los 40.000 en el país. O sea, se logró cortar ese aumento tan exponencial que se estaba dando de la curva de contagios. ¿Alcanza? Porque esa es la segunda pregunta. ¿Alcanza? Bueno, hay que bajar mucho más todavía naturalmente”, argumentó.

Cafiero admitió que “muchas de las medidas” adoptadas por Alberto Fernández frente a la multiplicación de contagios en la segunda ola, no fueron acompañadas por algunos distritos, en alusión a CABA, Mendoza y Córdoba, aunque esta última finalmente optó por la educación virtual frente al colapso sanitario en su territorio. “Las medidas siguen hasta el 11 de junio, que es el próximo viernes, tal como estamos ahora con este semáforo epidemiológico. Y luego esperando que la Cámara de Diputados termine de discutir, de debatir, y si tiene que hacerle correcciones al proyecto de ley que hemos enviado que ya tiene media sanción del Senado. Si ese proyecto se aprueba ya continuamos con lo que va a marcar la ley como estrategia sanitaria”, aseguró.

Según coinciden especialistas y autoridades, la evaluación de esta semana es que se detuvo el aumento de casos y se registró una disminución del 8% en las cifras: la semana osciló entre los 31 y 35 mil casos diarios, por debajo de los 40 mil que se venían registrando la semana anterior. Si continúa la reducción de casos, el Gobierno buscará reforzar el mensaje de que las medidas más duras son efectivas, en contraposición con las posturas de distritos como la ciudad de Buenos Aires o la provincia de Córdoba, más reacias a la aplicación de los cierres, y con especial resistencia a establecer la suspensión de las clases presenciales. De hecho, la provincia gobernada por Juan Schiaretti debió volver sobre sus pasos iniciales y finalmente anunció la suspensión por dos semanas -es decir, aún más allá del 11 de junio que vence el decreto nacional- de las clases presenciales y las reuniones sociales, tras registrar 5.357 nuevo casos, la cifra más elevada del país.

En paralelo, se cierra una semana récord de la campaña de vacunación: Argentina superó el jueves las 18 millones de dosis recibidas y el ritmo de aplicaciones tomó ritmo acelerado en todos los distritos del país. “Argentina ya tiene más de 18 millones de vacunas. Esta semana fue récord, casi 3 millones de vacunas. Ya recibieron la primera dosis más de 10 millones de personas y completaron 3 millones el esquema. Y ya tenemos el 82% de las personas mayores de 60 años vacunadas”, remarcó esta semana la titular de la cartera sanitaria, Carla Vizzotti.

Vizzotti y los ministros de Salud de todas las provincias definieron los próximos pasos del plan de vacunación y, junto a la Comisión Nacional de Inmunizaciones, decidieron que ya se vayan incorporando al plan los grupos de edad sin riesgo, segmentados en quinquenios y de acuerdo al riesgo de exposición y la condición ocupacional, entre otras condiciones.

De hecho, distritos como la ciudad y la provincia de Buenos Aires ya empezaron a vacunar a esa población sin factores de riesgo, a partir de la mayor disponibilidad de vacunas y la posibilidad de escalar progresivamente la inmunización.

Dejá tu comentario