Pandemia y "copa" traban a Larreta el Presupuesto de año electoral (no veredas)

Política

La baja en la recaudación como coletazo del coronavirus y el recorte de fondos que le impone el Gobierno nacional achican partidas en la Ciudad, que espera fallo judicial contra recorte.

En medio de la pandemia a la que se le sumó la pelea por los fondos de coparticipación que le rebaja el Gobierno nacional, el Presupuesto porteño 2021 no será lo que esperaba Horacio Rodríguez Larreta para un año de elecciones. El jefe de Gobierno pensaba, en 2021, levantar su perfil político para trasmutar de gerente municipal en 2020 a un proyecto nacional en sintonía con las elecciones. Sin embargo, todo ese cóctel le compensa ese plan fallido con la precipitación de su propia campaña. El jefe porteño esperaba mantenerse con perfil de gestión hasta que irrumpieran los tiempos de la elección de medio término que tendrá que darse el año que viene, pero la pandemia le habilitó una silla al lado de Alberto Fernández y lo mantuvo en una pose con recorrido nacional que no esperaba para la ocasión. Quizá todavía tibio en ese sentido, Larreta entonces comenzó a mostrar sus aspiraciones nacionales.

Ya para 2020 la planificación presupuestaria (que se hizo mucho antes de la irrupción del coronavirus) descartó hacer grandes obras, como fue en 2019 la del Paseo del Bajo y reforzó áreas sociales y el presupuesto en Seguridad, finalmente complicado cuando el Gobierno nacional puso la lupa sobre el dinero que le transfiere desde 2016, en puntos de coparticipación, para la materia.

Así, el Presupuesto 2021 no será muy diferente al actual, aunque no era lo que esperaba Larreta para un año de competencia política. Ni grandes obras, ni extensión de las líneas de subterráneo, ni mucho menos construcciones para el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento. Estará garantizado sí, el mantenimiento de la Ciudad, veredas, parques, plazas, bicisendas y todas las innovaciones que se vienen desarrollando para hacer posible el distanciamiento social preventivo en tiempos de pandemia. Las mayores partidas estarán destinadas para los ministerios de Salud, de Desarrollo Humano, de Seguridad y Educación.

“Obviamente se verá dañada la infraestructura, pero no nos alcanza con eso, acá el impacto es brutal...” dijo Diego Santilli, vicejefe de Gobierno, al referirse a la quita de fondos coparticipables que el Gobierno nacional transformó en un proyecto de ley que la semana pasada tuvo dictamen en el Senado.

Para el presente ejercicio la Ciudad de Buenos Aires estimó recibir de fondos coparticipables unos $123 mil millones que integran el Presupuesto de $480 mil millones para gastos. De los recursos que le llegan de la Nación, el distrito porteño calcula que mermarán alrededor de $36 mil millones, aunque las cuentas se pulirán de acuerdo a cómo se comporte la recaudación. Hasta ahora, el Ministerio de Hacienda porteño que conduce Martín Mura estima que unos $10 mil millones ya fueron afectados por la baja actividad económica a lo que agrega el descenso en la recaudación del distrito.

Para el Presupuesto 2021, la estimación es de $63 mil millones menos por la quita que afectarán a las partidas del Ministerio de Seguridad y Justicia que conduce Santilli.

Todo dependerá de la discusión en el Congreso, si es que se aprueba la ley que envió el Gobierno, la cual deja de aportar por la transferencia de la Policía puntos de coparticipación y propone para este años $24.500 millones como recursos por ese traspaso. El proyecto buscará aprobarse esta semana en el Senado, pero simultáneamente Larreta hizo una presentación ante la Corte Suprema solicitando una medida cautelar que suspenda el freno al flujo de fondos que dispuso Alberto F. por decreto y a la vez declare inconstitucional esa norma.

Si se aprobara la ley, inclusive, el Gobieno porteño insistirá con su anulación ante el máximo Tribunal.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario