Gobierno pide habilitar feria para detener venta de lote que Macri cedió a la Ciudad

Política

Alberto Fernández había ordenado a la Administración de Bienes del Estado que revisara si hubo irregularidades en cesiones de inmuebles.

El Gobierno, finalmente, reclamará inmuebles que en su gestión presidencial Mauricio Macri le cedió a la Ciudad de Buenos Aires, como su aporte a la obra Paseo del Bajo, para que Horacio Rodríguez Larreta los saque a remate para hacerse de fondos.

Ayer la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) presentó una medida cautelar ante la Justicia para evitar, que uno de esos inmuebles, el conocido como Triángulo de Salguero, sea desafectado del patrimonio estatal. Alberto Fernández mediante un decreto le había ordenado al organismo que revise la legalidad de los procesos que derivaron en la disposición, cesión, enajenación, transferencia, desafectación, asignación en uso o dación en pago, de inmuebles del Estado Nacional a la Ciudad de Buenos Aires, desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el 10 de diciembre de 2019 a fin de revisar si no se cometieron irregularidades y le dio 60 días para hacerlo.

El año pasado, Larreta envió la iniciativa de cambio de zonificación del lote en cuestión a la Legislatura porteña para permitir que se desarrolle allí un proyecto inmobiliario que le suma valor a la parcela.

Esta semana la Legislatura porteña, que ya realizó esos trámites, tenía previsto sancionar en forma definitiva el cambio de zonificación, tras la realización de una audiencia pública como indica la norma la aprobación en primera lectura. Sin embargo esa sesión se postergó para la semana próxima.

La AABE pidió la habilitación de la feria judicial para que se dicte una medida de “no innovar” y que “ se ordene al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no alterar la situación de hecho o de derecho del inmueble denominado “TRIÁNGULO DE SALGUERO”, que está ubicado en la avenida Salguero entre la autopista Arturo U. Illia y bajada de la misma. También pidió que se le comunique al Gobierno de la Ciudad y a la Legislatura porteña. Para la AABE se trata de un trámite urgente ante la posibilidad de la pronta venta del inmueble que considera que avanza sobre los derechos del Estado Nacional, y que podría ocurrir teniendo en cuenta que la Legislatura sancioná la rezonificación en cualquier momento.

El inmueble fue desafectado de la Administración General de Puertos para ser cedido a la Ciudad junto a una treintena de lotes.

En su momento, en 2007, se firmó un convenio entre el Estado Nacional y el Gobierno porteño para obras de amortiguación del tránsito, como fue la del Paseo del Bajo. Mediante ese acuerdo el Gobierno de Mauricio Macri aportaría u$s400 millones tomando un préstamo de la Corporación Andina de Fomento. En 2019, el Gobierno de la Ciudad se comprometió a pagar obligaciones asumidas por el Gobierno nacional y a cambio se le transferirían los dominios de inmuebles, entre los cuales está el de Salguero.

La transferencia de inmuebles fue autorizada por la Decisión Administrativa AABE No 45/2019, procediéndose luego a la desafectación de los inmuebles que no se encontraban bajo la órbita del AABE , señala la presentación judicial y explica que el 15 de noviembre de 2019 se realizó la escritura pública . Sin embargo ese procedimiento no estaría de acuerdo a las normas y ni siquiera la AABE estaría autorizada a realizar esa transacción.

Entre otros cuestionamiento, la presentación judicial sostiene que “la mecánica de la dación en pago de bienes inmuebles por parte de la Agencia de Administración de Bienes del Estado para cancelar deudas o cumplimentar compromisos de asistencia económico-financiera con Provincias o la Ciudad de Buenos Aires resulta manifiestamente improcedente e inconveniente para el interés público, máxime si las mismas se realizan por el monto de la tasación oficial”.

Señala en ese sentido que “la tasación, resulta también relevante señalar que al momento de su cesión el inmueble se encontraba afectado al área denominada UF (urbanización futura) del Código Urbanístico” y que eso “implica que al momento de transferencia no podían construirse en el inmueble edificaciones ni destinarse a otros usos por fuera de los actualmente existían y existen en el terreno. Dado que el suelo urbano se cotiza, esencialmente, en base a la rentabilidad de lo que se pueda realizar en él”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario