Guzmán suma otro guiño para el FMI: no tomará mas deuda en dólares sin autorización del Congreso

Política

Massa acordó anoche el tratamiento con Guzmán. Lavagnismo pone condiciones. El FMI llega hoy al país y avanza con negociación.

Toda la batería que tiene a mano el Ministerio de Economía está apuntando hoy a enviar señales al FMI. La misión que llega hoy a Buenos Aires a negociar el nuevo acuerdo se encontrará con el Presupuesto 2021 y a punto de convertirse en ley (lo hará el Senado esta semana) y, al mismo tiempo, un proyecto del que se enviará el Congreso para declarar la “sostenibilidad de la deuda pública” como política de Estado. En palabras más simples: que no habrá emisión de deuda en u$s sin respaldo parlamentario, algo que ya esta en la esencia misma de la Ley de Administración Financiera que se modificará y que esta relacionado con el futuro envío del acuerdo con el FMI también al Congreso, La suma de señales al Fondo resulta esencial de acuerdo a lo que el propio Guzmán confirmó ayer: se solicitará al FMI un programa de facilidades extendidas para devolver al organismo los u$s44.000. Atrás de eso viene la intención de reforzar caja con aporte de algún organismo multilateral de crédito.

Anoche Sergio Massa se reunió con Guzmán para acordar el tratamiento rápido de ese proyecto. El Gobierno quiere dar la señal que se atará las manos en materia de deuda y que solo cambiaría esa posición mediante una autorización expresa del Congreso. En el centro de la idea esta la voluntad de cumplimiento de esa idea que es el corazón de la señal que se quiere dar.

El proyecto que se envía a Diputados tiene dos artículos, tal como explicó ayer Economía, que establecen:

“El endeudamiento en moneda extranjera bajo ley extranjera y con prórroga de jurisdicción requerirá autorización del Congreso de la Nación”.

“Los acuerdos futuros con el FMI deberán ser aprobados por el Congreso de la Nación”.

En los considerandos del proyecto se explica que la intención es “Fortalecer el rol institucional del Congreso en la definición y autorización de las políticas de endeudamiento público nacional en moneda extranjera y bajo jurisdicción externa y en la aprobación de toda operación de crédito público y/o programa de financiamiento que formalice el Poder Ejecutivo Nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

También se habla allí de “Fortalecer mecanismos institucionales que garanticen que el mantenimiento de la sostenibilidad de la deuda pública y la ejecución de planes de estabilización macroeconómica de plazos que exceden un período de gobierno sean políticas de Estado”.

Por último se explica la intención de “ mejorar la transparencia y los criterios en los que tales políticas (de endeudamiento externo) se fundan, y de este modo construir colectivamente condiciones para que la República Argentina transite un sendero de estabilidad de mediano y largo plazo que potencie las oportunidades de nuestro pueblo”.

Antes que se anunciara el envío del proyecto, pero cuando ya se sabía de la idea de Economía, el bloque de Consenso Federal de Diputados advirtió que el proyecto para fortalecer la sostenibilidad de la deuda pública debería contemplar, en palabras de Graciela Camaño ,“un componente fundamental, que es una clara y explícita limitación al endeudamiento en moneda extranjera”. Bajo esos parámetros habrá discusión pero el gobierno podrá contar con los votos para aprobarlo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario