Larreta imprime optimismo a la campaña con promesa de suelta de barbijos

Política

El jefe porteño flexibilizó más las medidas preventivas de contagios ayer, al anunciar etapas para regresar a la prepandemia.

La necesidad de una campaña propositiva en medio de la pandemia y con números a favor que inclusive presentó la ministra de Salud Carla Vizzotti (ver link), el jefe porteño salió ayer a anunciar un plan de vuelta a la normalidad. Para completar la puesta optimista, el anuncio se realizó en el Jardín Botánico al aire libre.

En rigor, para empezar blanqueó algunas situaciones que fueron avanzando sin regla que lo permita y expuso ampliación de permisos para varias actividades. De todos modos, la campaña de Juntos por el Cambio, de acuerdo a la planificación de los expertos que rodean a Horacio Rodríguez Larreta, buscará a apuntar contra el oficialismo en temas que fueron eje de la confrontación desde que se instaló la pandemia de coronavirus. Uno es la administración del plan de vacunación, la presencialidad en las aulas y la seguridad será otra materia. En el primer punto, se podría decir que se comienzan a ablandar los argumentos con el anuncio, ayer, de la compra de vacunas Pfizer aunque la demora de las Spuntik V segunda dosis, podría elevar esos retruques.

También el Gobierno busca desprender la pandemia de la campaña y avanza esta semana en una reactivación profundizando en segundas dosis.

Como sea, ayer Larreta lanzó un plan de regreso a la normalidad por etapas y, claro, siempre y cuando los dramáticos números de la epidemia sigan en baja. Para anunciarlo, el Jefe de Gobierno dijo que el promedio de casos nuevos por día sigue bajando y que en las últimas 3 semanas, el promedio de casos bajó de 1.000 a 700. Detalló que el R se mantiene por debajo de 1, en 0,93 y la ocupación de camas de terapia intensiva del sector público bajó de 44% a 33% . El ministro de Salud, Fernán Quirós remarcó por su parte que "en la medida que la campaña de vacunación llegue al 60 %, con doble dosis" sumado a un "contexto climático apropiado", el "escenario de los datos se sostendrá de forma más apropiada" para continuar con las etapas.

En relación a la vacunación se detalló que la Ciudad está vacunando un promedio de 30 mil personas por día y que el 80% de la población mayor a 18 años ya tiene aplicada al menos una dosis.

Ayer mismo Larreta le dio comienzo a la "Etapa 1" que agrega a la situación vigente que la circulación va a dejar de estar restringida, el transporte público va a seguir siendo para los autorizados pero se suman los trabajadores de la construcción. Se abren 10 estaciones de subtes. Se llegará así a 79 de las 90 que tiene la red. También los encuentros al aire libre en el espacio público quedan sin restricción de cantidad de personas y en las casas y departamentos van a estar permitidos hasta 10 personas solamente al aire libre, es decir, en patios, terrazas o balcones, evitando los lugares cerrados. Todos los comercios van a poder aumentar la capacidad máxima de los locales hasta un 50%, con protocolos. Los gimnasios van a aumentar su capacidad máxima al 50% y centros de día para adultos mayores y los de jubilados podrán retomar sus actividades con un 50% de aforo y protocolos. Para el turismo aumenta la capacidad máxima a un 50% en las zonas comunes de hoteles, y la capacidad máxima para el turismo de reuniones pasa al 50%.

Estapa 2: Se suman empleados de comercio al transporte público. Se permiten hasta 20 personas en encuentros sociales al aire libre y 10 en lugares cerrados. Locales comerciales aumentan capacidad hasta 80%, lo mismo gimnasios y oficinas hasta 50%. Eventos masivos hasta 30% de capacidad.

Etapa 3: subte con normalidad, encuentros sin restricciones al aire libre, apertura de comercios hasta las 2 de la mañana.

En la etapa 4, se deja de usar "progresivamente el tapabocas: solo va a ser obligatorio en espacios cerrados y en el transporte público" y en general casi se llega a la normalidad. Queda la etapa 5 que habilita todas las actividades profesionales, la cultura y los comercios y los espectáculos masivos van a alcanzar el 80% de capacidad máxima.

La etapa final, es "la vuelta a la normalidad, sin restricciones ni protocolos. Sin uso del tapabocas ni distanciamiento social". Cada quince días, el Gobierno porteño anunciará si puede avanzar o si, debe retroceder en el plan.

Dejá tu comentario