Larreta reinstala en campaña normalidad en aulas para cuando falte menos de un mes para PASO

Política

El Jefe de Gobierno anunció vuelta a presenciaidad tras receso de invierno. Escuelas funcionarán a pleno. Oposición y gremios lanzaron críticas.

Con datos epidemiológicos alentadores, Horacio Rodríguez Larreta reinstaló ayer la presencialidad en las aulas como tema de debate en el inicio de la campaña electoral. Las escuelas funcionarían como en la normalidad al momento de las votación que en calendario tiene pautadas las PASO para el 12 de septiembre.

No será como al inicio, la disputa política, porque también en la provincia de Buenos Aires está prevista mayor presencialidad que la actual de acuerdo a la situación de cada municipio. Sin embargo, el Jefe de Gobierno busca mantener la bandera de la escolaridad como una conquista propia. Por ahora no se tropieza con los criterios de su ministro Salud, Fernán Quirós, quien viene anticipando una tercera ola de contagios .

“Sabemos que es algo que va a ocurrir en la Argentina, sabemos que la variante va a venir y por eso hemos intensificado la aplicación de segundas dosis. No es un problema actual, es un problema para semanas o meses venideros”, dijo el ministro hacia fines de junio.

Ayer, tras la presentación entre otros, la legisladora del Frente de Todos, Lorena Pokoik consideró a la medida anunciada por el Gobierno como “otro anuncio electoralista de Horacio Rodríguez Larreta alejado de la realidad”.

“Las andanzas del jefe de Gobierno van en contra de todo el esfuerzo que millones de argentinos hicimos en pandemia. No se puede tirar todo por la borda, menos con la cepa Delta dando vueltas en el mundo”, dijo la diputado por Twitter.

Del Frente de Izquierda, la legisladora y secretaria gremial de Ademys, Amanda Martín, preguntó “si Larreta y Acuña, además de desconocer el cuadro epidemiológico, qué hicieron estos meses para adecuar la infraestructura escolar”.

Para el Gobierno porteño, a la combinación de más personas vacunadas, menos casos de contagios de coronavirus y menor ocupación de camas de terapia intesiva se le agrega “una situación alarmante en el nivel secundario”, en cuanto a la enseñanza, para promover el regreso escolar como en la normalidad. El nivel secundario es el que más asistencia virtual debe sostener. Los adolescentes viajan en transporte público porque no suele contar con una escuela cerca del domicilio, lo que en su momento provocó que fuera el nivel que más alumnos fueran receptores de la enseñanza remota.

El plan que anunció Larreta es gradual, pero concluye el 23 de agosto, cuando todo el nivel primario esté en funcionamiento tal como era antes de la pandemia, unos 700 estudiantes con presencialidad “normal”.

“Cuando la situación sanitaria obligó a más restricciones a la circulación, y se generó un debate alrededor del tema, la Ciudad siempre defendió la presencialidad”, recordó Larreta acerca de la apertura de las aulas que realizó en febrero pasado y que luego debió restringir.

Entonces detalló que en la nueva etapa “la burbuja va a pasar a ser el aula”, es decir ya no se dividirán los alumnos para mantener distanciamiento, tendrán horarios de jornada completa en las escuelas que cuenten con esa modalidad y se reabrirán los comedores con aforo.

El regreso comenzará el 4 de agosto, cuando vuelvan a la rutina escolar los alumnos de 4o y 5o año de secundaria, los de 5o y 6o año de secundaria técnica. El 9 de agosto reingresarán los de 1o, 2o y 3o de secundaria y 1o, 2o, 3o y 4o de secundarias técnicas.

“Siempre que la situación sanitaria lo permita”, dijo el jefe porteño, el 17 de agosto van a volver los chicos del nivel primario, los de modalidad especial, los de escuela para adultos, los del nivel superior no universitario y de los Centros de Formación Profesional y el 23 de agosto los alumnos del nivel inicial.

“Hasta que llegue el día en el que les toque retomar la rutina habitual, todos los estudiantes van a seguir cursando de manera presencial con la misma modalidad que terminaron antes de las vacaciones”, explicó el Jefe de Gobierno.

Remarcó además que la asistencia será obligatoria, exceptuando a los escolares que tengan alguna condición de riesgo o convivan con personas de riesgo. La medida también está dirigida a universidades públicas y privadas de la Ciudad de Buenos Aires, las cuales a partir del 17 de agosto, podrán optar por retomar gradualmente las clases teóricas presenciales, asegurando un distanciamiento mínimo de 1,5 mts. entre los estudiantes, ventilación y medidas de protección generales, como el uso de tapabocas y demás protocolos.

En ese sentido aseguró Larreta que más de 500 mil jóvenes estudian en diferentes instituciones en toda la Ciudad y que por eso se reglamentó el Régimen de Promoción de Residencias Estudiantiles, para fomentar la construcción y remodelación de residencias universitarias.

Dejá tu comentario