10 de enero 2011 - 22:03

Indoamericano: Bonafini pidió ser querella por los incidentes

Hebe de Bonafini
Hebe de Bonafini
La Asociación Madres de Plaza de Mayo pidió ser tenida como querellante en el juicio en que se investigan los episodios de violencia registrados en el desalojo del Parque Indoamericano y solicitó el apartamiento del juez Eliseo Otero, quien se negó a detener a un presunto barrabrava sospechado de haber disparado durante los enfrentamientos entre ocupas y vecinos.

La comitiva de Madres, con sus emblemáticos pañuelos blancos y encabezada por Hebe de Bonafini, concurrió esta mañana al Palacio de los Tribunales y se dirigió al despacho de Otero en el quinto piso del edificio, junto al abogado patrocinante Sergio Gandolfo.

Gandolfo explicó la decisión. "Pedimos ser querellantes, reclamamos el apartamiento del juez tal como ya lo hizo el fiscal (Sandro Abraldes) y ofrecimos medidas de prueba de cómo ocurrieron los hechos, ya que acá no hubo dos bandos enfrentados sino personas que reclaman pacíficamente y fueron atacadas".

Las Madres también anticiparon que denunciarán a Otero ante el Consejo de la Magistratura por "mal desempeño en sus funciones" y que esa presentación ante el organismo encargado de analizar la conducta de los jueces estará a cargo del abogado constitucionalista Eduardo Barcesat.

El pedido de apartamiento de Otero coincide con el efectuado la semana anterior por el fiscal Abraldes quien le imputó "prejuzgamiento" y "parcialidad" por su negativa a detener a Julio Capella. El supuesto barra fue filmado por un canal de televisión al gatillar con un arma de fuego. Ante la Justicia dijo que era de juguete, el juez le creyó y dictó su "falta de mérito".

Capella, vestido con un buzo con el escudo del Club Atlético Huracán, fue registrado el 9 de diciembre último por las cámaras cuando apuntaba con un arma que luego ocultaba entre sus ropas, durante los incidentes por la toma del predio en Villa Soldati.

"No descubro aquellos signos inequívocos o manifiestos a los que alude el fiscal y que ameritarían, ahora sí, la detención de Capella", dijo en su resolución Otero quien, pese a las imágenes, consideró que "no está acreditado que hubiera portado un arma, pues simplemente no existe un solo dato objetivo que, de momento, permita afirmar tal hipótesis".

Dejá tu comentario

Te puede interesar