Inflación, déficit, LEBAC y el nuevo BCRA: las claves del acuerdo "stand by" con el FMI

Política

Tras varias semanas de negociaciones, el Gobierno y el FMI alcanzaron un acuerdo "stand by" con una duración de 36 meses por u$s 50.000 millones. El programa pactado con el organismo multilateral de crédito incluye nuevas metas de déficit fiscal al tiempo que se establece que para reducir la inflación se mantendrá el tipo de cambio flotante. Asimismo, el acuerdo prevé que el Banco Central dejará de financiar al Tesoro.

Por lo pronto, desde el Gobierno anticiparon que el plan "refuerza nuestro compromiso con la eliminación de los desbalances económicos que han aquejado a nuestro país por décadas". En ese sentido, las autoridades nacionales indicaron que el programa económica "es consistente y sostenible económica, social y políticamente".

• Metas de déficit fiscal

En busca de alcanzar un rápido equilibrio fiscal, el Gobierno y el FMI pactaron nuevas metas de resultado fiscal primario. Para este año, el equipo económico se compromete a alcanzar un déficit fiscal del -2,7% del PBI cuando las metas previas que habían sido estimadas en un -3,2%. Asimismo, para 2019 la meta fue impuesta en orden del -1,3% (versus el -1,2% estimado con anterioridad). En tanto, para el año 2020 se prevé alcanzar un equilibrio primario cuando se había calculado un -1,2%. Por último, para el 2021 se estima que se alcanzará un superávit del 0,5%. Por lo tanto, en el acumulado entre 2018 y 2021 se prevé una reducción acumulada del déficit de 3,1% del PBI, alrededor de u$s 19.300 millones.



• Metas de inflación

Como parte del acuerdo entre el Gobierno y el FMI ambas partes pactaron reducir la inflación mediante un tipo de cambio flotante sin la intervención del Banco Central con el objetivo de "fortalecer" la autonomía de la entidad monetaria. De esta forma, el Gobierno estimó que las metas de inflación serán: 17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021.

• Reducción del stock de LEBAC

Para diciembre de 2019 el Gobierno se comprometió ante el FMI de dotar al BCRA de un nivel de capital que le garantice su autonomía financiera. De esta manera, a partir de este mes el Tesoro comenzará a cancelar anticipadamente las letras intransferibles en poder de la entidad monetaria con el objetivo de reducir el stock de LEBAC. En ese camino, el equipo económico se compromete para 2021 reducir la deuda neta en poder del BCRA por un monto de u$s 25.000 millones. 

• Nuevo rol del BCRA

Con la puesta en marcha de este acuerdo entre la Argentina y el FMI, el Gobierno se comprometió a dotar de mayor independencia al Banco Central. Por lo pronto, el oficialismo enviará al Congreso un proyecto de reforma de la Carta Orgánica de la entidad monetaria. La iniciativa apunta a dotar al organismo que conduce Sturzenegger de mayor poder para establecer las metas de inflación con una anticipación de tres años. Asimismo, el proyecto prevé discontinuar el financiamiento directo e indirecto al Tesoro y limitar las transferencias a las utilidades realizadas sólo una vez que el capital del Central se encuentre en niveles adecuados.

Dejá tu comentario