Insiste el PJ en aprobar aumento de electricidad

Política

El peronismo enfrentará hoy un nuevo desafío contra la oposición en Diputados para intentar sancionar el proyecto de desfederalización de la competencia judicial sobre delitos menores relacionados con el narcotráfico. Será el cuarto intento para sancionar esa ley que Felipe Solá reclama, pero que tuvo origen en la administración provincial de Eduardo Duhalde.

Los diputados podrán iniciar esta vez la sesión sin inconvenientes, ya que vienen de un cuarto intermedio de la semana pasada cuando el peronismo debió suspender la votación ante la pérdida del quórum. Pero los problemas volverán a presentarse cuando se intente el voto. El radicalismo confirmó que no ayudará con el número al PJ, y tampoco lo hará cuando se intente sancionar el proyecto de ratificación del acuerdo transitorio entre Edelap y el gobierno.

El gobierno bonaerense insiste en que la desfederalización servirá para poder controlar la venta de pequeñas cantidades de drogas en lugares como quioscos o negocios pequeños. Es lo que se conoce como el narcotráfico barrial. Pero esa ley que aparece como de simple razonamiento -permitir que la Justicia provincial atienda los casos menores de droga y descomprima el fuero federal- tiene problemas técnico-legales que el radicalismo, el ARI y la izquierda rechazan.

También tiene resistencias en el bloque justicialista que, sin embargo, llegó a un acuerdo para lograr su aprobación en la sesión de mañana.

• Ayuda transversal

Una vez terminada esa votación, Eduardo Camaño piensa avanzar con el acuerdo transitorio entre la distribuidora platense Edelap y el Ejecutivo. En este punto, el PJ también deberá transitar en soledad el camino a la aprobación con la ayuda de transversales y algún diputado provincial. Ayer Horacio Pernasetti, jefe de la bancada radical, insistió en que su bloque no va a ayudar con el quórum «hasta que no se dicte un marco regulatorio serio para las empresas de servicios públicos privatizados y se proceda a llevar adelante la renegociación de esos contratos tal como autoriza la Ley de Emergencia Pública».

Para Pernasetti, al gobierno no sólo le faltan los dictámenes de la SIGEN y la Procuración del Tesoro sobre el caso Edelap, sino que además «está llevando adelante modificaciones que implican firmar un nuevo acuerdo con las empresas, mientras que la Ley de Emergencia sólo le permite negociar las diferencias que surgieron de la devaluación y pesificación».

Pero como además el acta acuerdo con Edelap contempla un aumento de 23% en la remuneración del concesionario, que tendrá una incidencia promedio de 15% en las tarifas de comercios y empresas a partir de mayo, hay diputados peronistas que también pusieron el grito en el cielo. Los duhaldistas, especialmente, no quieren aparecer frente al electorado platense avalando el primer aumento de tarifas por ley desde la devaluación justo en La Plata, Ensenada, Berisso,Magdalena, Punta Indio y Coronel Brandsen. El acta prevé también una revisión integral del cuadro tarifario que deberá estar definida en junio por el Ente Nacional de Regulación Eléctrica, y que deberá aplicarse desde febrero de 2006. Esa es la instancia que la oposición quiere definir junto con las reformas al marco regulatorio y no descansar sólo en la votación del acuerdo transitorio.

Dejá tu comentario