Soria en el primer día: audiencia a la Corte Suprema, reforma a la Justicia, lawfare y feminismo

Política

El nuevo ministro de Justicia prometió terminar con las operaciones judiciales y desarmar la Mesa Judicial M. "No queremos nunca más una Justicia que persiga según los vientos políticos de turno".

El nuevo ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, comenzó a ayer a adelantar la estrategia inicial de su gestión y las primeras acciones que tomará. Cuestionó a la oposición por negarse a debatir la reforma judicial, negó injerencias en las causas de Cristina Fernández de Kirchner y prometió desarmar el lawfare y la Mesa Judicial instalada durante la gestión de Mauricio Macri.

Anoche en C5N afirmó que su primer acto cuando asuma será pedir una audiencia con la Corte Suprema para comenzar a dialogar y conocer “cuál es su opinión” sobre el proyecto de reforma de ese Poder, los ingresos del juez Gustavo Hornos al despacho del expresidente Mauricio Macri y la cuestión de género, entre otros temas, durante una entrevista concebida al canal de noticias C5N.

“¿Cómo puede ser que no sepamos qué opinan sobre lo que sucede en Casación?”, se preguntó el actual diputado nacional por la provincia de Río Negro (Frente de Todos) y calificó al episodio que tiene como protagonista al magistrado Hornos como “un escándalo”, al que le sumó lo sucedido en los últimos días con el juez Juan Carlos Gemignani, quien envió palabras misóginas a sus colegas en ese organismo.

“Es evidente que estamos afectando algunos intereses”, reflexionó el reemplazante de Marcela Losardo y añadió que se “necesitan jueces más independientes y probos” porque, en una nueva crítica a Hornos, “no puede haber jueces que entren a escondidas al despacho de un presidente y que al otro día saquen un fallo”.

Soria contó que en su primera reunión con el presidente Alberto Fernández éste le encargó seguir “buscando consensos” y continuar por la vía “del diálogo” con el objetivo de que “Justicia vuelva a recuperar el prestigio”.

Más temprano Soria había razonado: “Tenemos la responsabilidad de avanzar con una transformación del Poder Judicial”, dijo en diálogo con el programa “Buenos vecinos” por Radio 10.

Aseguró también que llegará al Ministerio para trabajar según “los parámetros institucionales y lineamientos políticos” que fijó Alberto Fernández. “Pero no es sólo lo que diga el Presidente o la vicepresidenta, hay cambios urgentes que se encestan en el Poder Judicial. El 87% de los ciudadanos descree del Poder y esto es lo que tenemos que cambiar”, alertó.

“Tenemos que terminar con el lawfare y las operaciones judiciales. No queremos nunca más una Justicia que persiga según los vientos políticos de turno”, sostuvo, y también prometió desarmar la Mesa Judicial M que, según afirmó, “funcionaba en el despacho de Macri”.

En ese marco, Soria advirtió por algunas distorsiones en la Justicia. “Tenemos que equilibrar las situaciones, con jueces que no pagan Ganancias, se jubilan cuando quieren o hacen lobby entre ellos para mantenerse en los cargos”, expresó.

El flamante ministro se mostró en total sintonía con los últimos discursos de los Fernández sobre el funcionamiento de la Justicia, y en particular, de la Corte Suprema. “Nos preocupa el Poder Judicial y la Corte es la cabeza de ese Poder Judicial. Tenemos una Corte complaciente cuando algunos camaristas tiraron por la ventana todo lo que aprendimos en la facultad de derecho”, recordó, en referencia a la polémica doctrina Irurzun.

Sobre su relación con la Justicia federal de Comodoro Py, dijo: “Espero una relación institucional y transparente con Comodoro Py, no una relación escondida de espaldas y entre cuatro paredes. Conmigo no van a contar para recibir a escondas a jueces y fiscales. Es un desafío enorme transformar el desastre que hicieron en cuatro años”.

Soria también volvió a reclamar a la oposición que trate las leyes de reforma judicial que presentó el Poder Ejecutivo. “Tenemos una oposición que no está dispuesta a dar el debate para la transformación que la Justicia necesita. Son los mismos que cuando el expresidente Macri designó por decreto a dos jueces y no levantaron la voz. Si no están de acuerdo, debatámoslo y mejoremos el proyecto”, propuso.

En esa línea, criticó a los magistrados y funcionarios judiciales que trabajaron en favor de los intereses del Gobierno anterior. “Hay personajes del Poder Judicial que se zafaron, se pasaron de la raya y se olvidaron del servicio social al que están llamados a cumplir”, sostuvo.

Soria también fustigó a los opositores y medios de comunicación que lo criticaron, incluso antes de ser nombrado ministro. “Dicen que se viene una cacería de brujas, persiguiendo por los pasillos a los jueces y fiscales, pero es absurdo. Eso es lo que hicieron ellos. En la denuncia por la Mesa Judicial M hay funcionarios que prestaron testimonio y contaron como los apretaban. Ahora, son ellos los que dicen que los vamos a perseguir, pero el Presidente lo dijo claramente, y no vamos a usar los mismos artilugios que usó el macrismo”, manifestó.

En ese marco, anunció que “no hay ningún cambio de casusas ni de fiscales” previstos en su gestión. “Ningún de los proyectos que se prestaron por el Ministerio Público Fiscal y la reforma judicial no incluyen la más mínimos posibilidad de cambiar jueces” en causas de funcionarios o exfuncionarios kirchneristas.

Al ser consultado sobre la situación judicial de Cristina, señaló: “Ella, como cualquier persona que la acusaron y es inocente, quiere que sea la Justicia la que la libere de culpa y cargo, que es lo que corresponde porque no hizo nada”.

Asimismo, Soria repudió las visitas del camarista Gustavo Hornos a Macri en la Casa Rosada. “Hace más de un año que sale a luz lo que el macrismo hizo con el Poder Judicial, y da la sensación que no se puede hacer, nada se puede cambiar. Pero yo empecé a mostrar esto con un tuit. Es indefendible. Si sos funcionario público y estas ante algo irregular, tenés la obligación de denunciarlo”, aseguró.

Dejá tu comentario