Kicillof: vuelta a Fase 2 y duro alegato contra la oposición

Política

Axel Kicillof apoyó ayer las medidas restrictivas dictadas dispuestas por Alberto Fernández y oficializó la Fase 2 para los distritos bonaerenses del AMBA. Lo hizo en el marco de una conferencia de prensa en la que apuntó con fuerza contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y acusó a la Ciudad de ser “el epicentro de esta segunda ola” de contagios.

En concreto, a partir de hoy se restringe la circulación nocturna de 20 a 6. Las clases retornarán a la modalidad virtual por dos semanas desde este lunes, aunque el gobernador dejó abierta la posibilidad de que esa pausa se extienda si la situación sanitaria no mejora. Además , quedan suspendidas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados. Las actividades comerciales cerrarán a las 19, mientras que a partir de esa hora los gastronómicos solo podrán funcionar con take away y delivery.

Estas medidas se aplican para los municipios que integran la Fase 2. Aún resta saber qué pasará con la presencialidad escolar en los distritos que no forman parte del AMBA. El gobernador dejó en claro que en las próximas horas comunicarán la letra chica del decreto nacional para estos municipios. Con un tono encendido, Kicillof dirigió gran parte de su discurso a la situación actual de la Ciudad de Buenos Aires como parte de un territorio en común con la Provincia. “El virus no reconoce un lado u otro de la General Paz”, manifestó. Y agregó, dirigiéndose al Gobierno porteño: “Todos los especialistas de este país están pidiendo medidas más duras. ¿Quién no tiene base científica? ¿Quién se mueve por intuición? No le pueden mentir a la gente en la cara. Lo que no tiene apoyo científico es que dejemos las cosas como están”.

Donde más hincapié hizo fue a la hora de hablar de la situación actual de la Ciudad en materia sanitaria: “El sistema privado está saturado. No hay más camas, pero el jefe de Gobierno no habla del sistema privado, cuando el 80 por ciento de los porteños se atiende en el sistema privado. No son dos mundos distintos. En la Ciudad estalló el sistema privado”, enfatizó.

Tras la conferencia de prensa que Horacio Rodríguez Larreta, realizó en el mediodía de ayer, el gobernador salió sobre el final del día a castigar a una oposición que durante todo el día ya se había pronunciado en contra de las medidas y que hasta algunos intendentes amagaron con no acatar.

En relación a la pausa en la presencialidad educativa, el gobernador utilizó como eje las palabras del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, quien el mes pasado aseguró que si “viene una segunda ola vamos a tener que hacer una interrupción en la presencialidad por 15 días”. Kicillof no lo dejó pasar. “El oportunismo ya da vergüenza. Pueden discutir términos epidemiológicos, pero no pueden decir que defienden la educación. Ya se votó ese tema. En el periodo anterior cerraron escuelas, se pelearon con los maestros, prometieron 3 mil jardines y dijeron que en la educación pública se caía”. Y agregó: “¿Vamos a hacer una guerra por la educación con los que fundieron la educación pública? Ellos no quieren el diálogo. Ese es otro verso. No sé si hay blandos y duros, halcones y palomas, buenos y malos... Ayer la presidenta del PRO estaba enfrente de la quinta de Olivos insultando al Presidente a viva voz. ¿Eso es diálogo?”, cerró.

Temas

Dejá tu comentario