Kirchner, virulento ayer contra monopolio "Clarín"

Política

Néstor Kirchner dedicó ayer un largo párrafo de uno de sus habituales discursos en el Salón Blanco de la Casa Rosada a discutir con el monopolio "Clarín". ¿El motivo? La versión, desmentida enfáticamente por el gobierno, de una reforma impositiva que se estaría estudiando en el seno de una comisión. Kirchner se confesó irritado porque el diario no se corrigió a sí mismo y, en cambio, prefirió -en una nota de su secretario general-decir que con tal de no dar el brazo a torcer, el gobierno había disuelto aquella comisión (viejo recurso de "Clarín" cuando se equivoca: decir que la realidad dejó de ser como era por efecto de su propia publicación). La polémica entre el Presidente y el diario no tuvo el nivel de las grandes ideas. El periodista se burló de que "se le escapó la tortuga" (es decir, no pudo controlar una información que se le filtró) y Kirchner dijo que "la tortuga se les escapó a ellos". Igual vale la pena leer los dichos de Kirchner, quien sorprende, en el caso del monopolio "Clarín", por una desconocida capacidad para objetar sin agraviar. Una delicadeza que no tuvo otras veces, con otros periodistas u hombres públicos para él equivocados.

  • Si me permiten me voy a salir un poco del tema, pero hoy leí en un prestigioso diario argentino: «El Presidente miente»; en otras palabras, decía que yo mentía. Yo lo voy a decir con todo afecto y con todo respeto, porque yo tengo respeto por esos periodistas, creo que se han equivocado en el tema que salió con un título grande «viene una reforma impositiva» «hay comisión formada». Les quiero decir a los argentinos que están acá y a los demás que yo me puedo equivocar, seguramente lo hago todos los días, pero mentir no miento. No he visto a ningún diario ni a ningún periodista, o a la mayoría de ellos, sacar fe de erratas o rectificarse; ellos no se equivocan nunca, siempre tienen la verdad, nos quieren escribir el país a través de su diario, o de los medios. Se tienen que dar cuenta de que los argentinos ya hemos aprendido a desconfiar de ciertas cosas.
  • Le quiero decir con todo respeto a este amigo periodista que respeto, que nunca formamos una comisión para tratar una reforma impositiva, no hay ni un decreto presidencial, no hay ninguna resolución de la ministra de Economía, y no hay ninguna comisión. Les abro todos los despachos, toda la Casa de Gobierno, donde quieran ir a buscar, y si ese periodista encuentra un decreto o una resolución de la formación de la comisión, no hablamos más. Si no, le pido que haga una fe de erratas, aunque sea chiquitita, porque nunca se conformó. Y los nombres que dicen, tampoco; algunos ni siquiera sé quiénes son.
  • No niego que el periodista que escribe la nota sea avezado, puede ser avezado y muy bueno, pero es falible, o por ahí le dieron una información equivocada. Qué culpa tengo yo si le dieron una información equivocada. Pero a todos los argentinos, el día que empecemos a trabajar en una reforma de impuestos, que hay que hacerla con tiempo, con forma y demás, se lo vamos a comunicar. Y a este amigo periodista también le digo, ya que dice: «Kirchner nos pelea por la agenda», qué me importa la agenda a mí, me importa el país, la gente, no la agenda, cómo puede ser, es increíble (aplausos). La verdad es que me vengo a enterar ahora de que estaban compitiendo conmigo por la agenda. Si yo no tengo diario, radio, televisión ni nada. Y eso de que se me escapó la tortuga, me parece que se les escapó a ellos.
  • Creo que son buena gente, son buenos periodistas, tienen la suerte de trabajar en un buen diario, a veces es digno decir que estaban mal informados. Dicen: «Nos informó un miembro de ADEBA». Desafío públicamente a que algún miembro de ADEBA diga que le dijimos nosotros que había una comisión que estaba reformando los impuestos, uno que lo diga, porque va a estar mintiendo si lo dice.
  • Yo digo: por qué no me ayudan un poquito, ayúdenme, si soy un ser humano falible. Esa gente que tiene la posibilidad de ayudar que lo haga, en un sentido de crítica constructiva; dejemos de lado esa actitud autodestructiva que a veces también la tienen los medios, porque parece que los únicos responsables siempre son los militantes gremiales, o los militantes políticos, y ha habido ladrones, sinvergüenzas y demás, seguramente, pero el día que escuche de los medios de prensa una autocrítica, estamos empezando a andar la nueva Argentina, porque si no ellos nunca se equivocaron.
  • Uno va a creer más en un medio si tiene la capacidad de autocriticarse, o decir: «Tuve una mala información». Les puedo asegurar que han sacado informaciones, aun este prestigioso diario, que nunca se cumplieron, pasa, son informaciones, son análisis, todo eso bárbaro. Pero tengan claro que como presidente no les miento a los argentinos, trato de trabajar lo mejor posible, hago todo lo que está a mi alcance, tratamos de llevar adelante estas obras, el viernes vamos a firmar la interconexión eléctrica Mendoza-San Juan, que para el desarrollo industrial de esa región es bárbaro, es decir, trabajo, trabajo y más esfuerzo.
  • A estos prestigiosos amigos les digo que ésta es la verdad, no voy a salir a decir una cosa por otra, para qué voy a formar una comisión clandestina, en qué mundo viven, es increíble. A veces a uno le cuesta creer el tipo de análisis. Y les digo con toda sinceridad, no les discuto la agenda a ustedes, cómo les voy a discutir la agenda, ésa no es mi tarea, mi tarea es gobernar, hacer todo lo que pueda por mi patria.
  • Dejá tu comentario