Kirchneristas cordobeses creen que Luis Juez "juega a dos puntas"

Política

Fuertes críticas recogió el sector kirchneristas aliado al intendente de Córdoba Luis Juez después que en una misma semana el intendente "coqueteara", primero, con Elisa Carrió (que visitó la provincia el fin de semana pasado), y, después, con Graciela Ocaña el miércoles pasado durante la firma de un convenio entre el PAMI y la comuna cordobesa.

"No podemos seguir así. O estamos o no estamos con el Presidente más allá de las candidaturas y sus apoyos", difundió en un comunicado el ala kirchnerista del Frente Nuevo (la agrupación política que respalda al jefe comunal), intengrado básicamente por sectores sindicales (ligados mayoritariamente al Estado), los militantes de Barrios de Pie, y desertores de otras fuerzas "progresistas".

Las idas y vueltas de Juez en relación a su alineamiento nacional es el eje de la discusión interna de ese sector, donde también comulga el ex radical Daniel Giacomino, ahora candidato a suceder a Juez por su partido, después que Héctor "Pichi" Campana, decidiera alejarse del juecismo. "Al final Juez juega más a dos puntas que el propio Kirchner, y esto de extorsionar con que algunos sectores promueven una alianza con Carrió ya se pasa de la línea", escribieron, y firmaron, en el documento los kirchneristas más ortodoxos de Córdoba.

Sucede que la posición del jefe comunal de Córdoba es mantener la incertidumbre sobre su alineamiento nacional fundamentalmente para no perder dos cosas: las ayudas presupuestarias para su gestión (con muchas dificultades por la presión gremial y el flojo control del gasto); y, también, evitar que el kirchnerismo en masa termine apoyando a Juan Schiaretti aliado con Campana.

A punto tal llega la actitud de jugar con varios naipes de Juez que él personalmente viene fogoneando una alianza con el radicalismo provincial que controla el alfonsinista Mario Negri, y que seguramente definirá su apoyo a la candidatura de Rooberto Lavagna.

Dejá tu comentario