"La Justicia tenía que darle un límite a esa locura"

Política

Pablo Schoklender siente alivio tras la decisión de la Cámara Federal de anular los todo lo actuados por el juez Norberto Oyarbide en la causa por el presunto desvío de fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, a quien además apartó del expediente. "Queda claro que fue toda una cuestión completamente arbitraria y una locura que no se entiende desde dónde pueden procesar a 70 personas, hacer 200 allanamientos en forma compulsiva y que en algún momento la justicia tenía que darle un límite a toda esa locura", dijo quien era un de los responsables de administrar los fondos de Sueños Compartidos.

Respecto del crecimiento patrimonial de su hermano Sergio, dijo que "no sé cómo explica mi hermano el aumento del patrimonio, pregúntenselo a él. Hace dos años que no hablo. No me interesa".

El menor de los hermanos Schoklender volvió a desestimar el supuesto desvío de fondos. En diálogo con radio Vorterix, explicó que "no hay un municipio o un particular damnificado y aparece el juez Oyarbide como el gran héroe nacional diciendo que se desviaban fondos. Él creo una sensación y se fue creando toda una sensación independientemente de situaciones internas que pudieron existir en la Fundación".

"Oyarbide logró instalar en la prensa filtrando la información que le servía para crear toda una sensación pública. Yo no soy amigo de los camaristas ni los camaristas son amigos de los ni de los 50 o 60 imputados a los 150 allanados", enfatizó respecto al fallo del tribunal de alzada.

En cuanto a cómo continuará la causa, Pablo Schoklender dijo que no conoce al juez Marcelo Martínez de Giorgi, a quien la Cámara le giró el sumario, pero afirmó que le parece "bien" que la causa "esté en un juzgado que dice que si hubo desvío de fondos públicos entonces evidentemente tiene que haber funcionarios públicos, solamente a una persona que no está bien en sus facultades o que tiene algún tipo de intencionalidad puede decir que hay desvíos de fondos públicos y en 200 personas no hay ningún funcionario", remarcó en alusión a Oyarbide.

"Lo que digo que aparezca un municipio que diga que falta un ladrillo o una puerta porque esto es por avance de obras, por certificación. Oyarbide más allá de todo ha pecado de una gran ignorancia de lo que es un avance de obra o una certificación, entonces que aparezca un municipio que diga que faltó un ladrillo", bramó respecto de la forma en la que Oyarbide dio por probados determinados hechos.

En cuanto a cómo tomó la decisión de la Cámara, sostuvo que "yo no hablo de festejos, sino de una situación en la que una persona como Oyarbide evidentemente tiene problemas personales mentales, donde en cada causa allana 200 lugares, no es normal".

Dejá tu comentario