La oposición facturó la crisis

Política

Los bloques opositores de la Cámara de Diputados parecieron ayer despabilarse con el regreso del paro agrario. Ante el silencio del kirchnerismo en el recinto, la UCR de Oscar Aguad, el PRO de Federico Pinedo y la Coalición Cívica de Adrián Pérez volvieron a la carga contra el gobierno nacional por la falta de soluciones a la crisis rural por las retenciones.

Aguad, Pinedo y Pérez reclamaron al unísono que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, explique en la Cámara baja «por qué se rompió el diálogo» con los productores agropecuarios.

«La realidad no se resuelve con un látigo», disparó Aguad en relación con el manejo del conflicto, y señaló que «no es posible que se vuelva a los cortes de ruta, a la anarquía en la Argentina». Al subir el tono de las críticas, el dirigente radical enfatizó que «si este gobierno fracasa, va a fracasar toda la dirigencia argentina».

  • Insistencia

    Las bancadas antikirchneristas insistieron además con la derogación de las retenciones móviles y hasta retomaron la idea radical de convocar a Luciano Miguens (Sociedad Rural), Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Fernando Gioino (Coninagro) y Mario Llambías (Confederaciones Rurales Argentinas) a una audiencia pública en el Congreso.

    Ayer Pinedo, jefe de la bancada macrista, pidió sin éxito tratar sobre tablas el expediente 810-D-08, a través del cual al PRO aspiraba a que «los derechos de exportación no ratificados por ley del Congreso caducarán a los 90 días de fijados». La iniciativa, bloqueada por el hegemónico bloque kirchnerista, expresabatambién que las retenciones deberían ser cobradas sobre el valor de origen y no sobre el valor puerto. «De esta forma, se evita el cobro sobre los fletes», argumentó Pinedo.

  • Asamblea

    El fin de semana pasado, el diputado radical Rubén Lanceta (Olavarría) participó de una asamblea de productores agropecuarios autoconvocados en la localidad bonaerense de Bolívar junto a su colega Silvana Giúdici; el intendente local, Juan Simón; y el intendente de Saladillo, Carlos Gorosito. En esa cumbre de chacareros detonó la posición más extrema contra el kirchnerismo: retomar el paro, la presencia en las rutas y planes de desabastecimiento.

    El apoyo de los bloques opositores al campo se enmarca en la estrategia de formar un polo antikirchnerista para darle pelea a la Casa Rosada en las eleccioneslegislativas del año próximo. Además de un reclamo de reforma política con mayor transparencia electoral -boleta única, voto electrónico-, los opositores también suscribieron un proyecto de ley conjunto para dejar sin efecto el esquema de retenciones anunciado por el ex ministro de Economía Martín Lousteau.

    Esa iniciativa propone que las actuales retenciones deben retrotraerse al 28 de diciembre de 2007 (fijadas en 27%), fecha de promulgación de la Ley de Presupuesto, además de la creación de un Fondo de Equilibrio Federal para que las provincias alcancen 34% de la recaudación tributaria nacional, tal como lo fija la Ley de Coparticipación.
  • Dejá tu comentario