Lanús: "Acá hay un clan que acapara poder en su provecho"

Política

El embajador Juan Archibaldo Lanús es el primer candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires del Frente Justicia Unión y Libertad (Frejuli), que lleva como candidato presidencial al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. En diálogo con Ambito Financiero, Lanús explicó las razones por las que fue convencido para participar en la « política real», y no en el campo de las relaciones internacionales. Diplomático de carrera, abogado de la Universidad de Buenos Aires y doctor de la Sorbonne (Universidad de París), comenzó su carrera como secretario de la embajada argentina en París, participó en delegaciones ante las Naciones Unidas, OEA, FMI y el GATT, y fue ministro consejero de la delegación ante la UNESCO. Se mostró entusiasmado con la posibilidad de que el Frejuli llegue a una segunda vuelta electoral en los comicios del próximo 28 de octubre, y aseguró que «Rodríguez Saá y (Héctor) Maya han sido objeto de un verdadero acoso judicial» con respecto a la negativa de la Justicia para utilizar los símbolos del Partido Justicialista de Perón.

Periodista: ¿Cuál será su aporte para la Ciudad de Buenos Aires?

Juan Archibaldo Lanús: Creo que hay que aportar a la Ciudad Autónoma las facultades de las demás provincias: Policía, Justicia, competencia sobre el puerto y regulación del transporte y demás servicios públicos.

P.: ¿Cómo cree que será la gestión de Mauricio Macri?

J.A.L.: Tiene toda la legitimidad, creo que le va a ir muy bien, y nosotros vamos a apoyar desde el Parlamento y a facilitar el desarrollo de la Ciudad. Creo que hay que apoyar a Macri porque fue elegido por una amplia mayoría. Son gente de consenso con la que se podrá articular políticas.

P.: ¿Confía en las encuestas? Porque desde allí el Frejuli no entraría en una segunda vuelta...

J.A.L.: Es que hay muchos encuestólogos que estiman o intentan estimar la opinión pública. Estoy convencido de que el Frejuli y nuestro candidato serán uno de los protagonistas del ballottage. El país necesita una propuesta alternativa que restituya el diálogo institucional y revierta la falta de propuestas para concretar soluciones para la gente. Es necesaria la reinstalación de una nueva legitimidad política que permita una convivencia republicana y política de acuerdo con la Constitución. Es que para el gobierno, estas elecciones son un fin para mantenerse en el poder, y para nosotros son un medio para dar soluciones a los acuciantes problemas del país.

P.: Su opinión de la política internacional es muy calificada... ¿Qué piensa de la gestión de Néstor Kirchner al respecto?

J.A.L.: Estamos desaprovechando un gran momento internacional, despilfarrando el dinero en subsidios, consumiendo a bajos precios nuestros recursos energéticos. Hacemos el tren bala y postergamos inversiones sociales causando un daño irreparable a la juventud. No se diagrama una estrategia a largo plazo, consensuando con los sectores políticos y de opinión para volver a darle al país la confianza en nosotros mismos, y un rumbo que nos permita ascender en el rango de las naciones.

  • Largo plazo

    P.: Pero ¿qué piensa de Kirchner...?

    J.A.L.:
    La calidad institucional de la Argentina es el primer título de presentación en el mundo. La política internacional no puede ser definida por un clan que acapara el Estado en provecho de intereses políticos inmediatos electorales, o coyunturales, sino que tiene que estar definida por discusiones con visión a largo plazo que interprete auténticos intereses nacionales. Rodríguez Saá es el único con capacidad para cambiar este modelo, como lo llama mi amigo Abel Posse, «de sumisión». Debemos motivar a la juventud a creer y a hacer, en una república que sea de todos y no solamente de los que intentan imponer el pensamiento único.

    P.: Siendo peronista, debe lamentar que el justicialismo esté proscripto...

    J.A.L.: Asistimos a esta elección proscriptos, imposibilitados de usar los símbolos del peronismo. El frente que lideran Rodríguez Saá y Maya ha sido objeto de un verdadero acoso judicial. Hemos vuelto a las manipulaciones electorales truculentas que creíamos formaban parte del pasado. A pesar de eso, nuestro coraje se impondrá y vamos a estar en segunda vuelta. P.: Está muy confiado a pesar de las encuestas...

    J.A.L.: Es que hay una crisis de libertad, hay que restaurarla en la sociedad y superar el pensamiento único. En la mayoría de los casos, las encuestas responden a intereses electorales, pero no en todos los casos. Algunos trabajan seriamente.

    Entrevista de Lorena Hak
  • Dejá tu comentario