Las diferencias y similitudes entre Macri y Vidal en sus discursos ante legisladores

Política

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, eligieron volver al tono de campaña para dirigirse a diputados y senadores en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso nacional, y bonaerense, respectivamente.

Ambos mandatarios desempolvaron el manual de comunicación política utilizado durante las elecciones presidenciales y provinciales, conscientes de que se avecinan nuevos comicios, y ante la imperiosa necesidad de arengar a legisladores y, sobre todo, conseguir votos.

En este marco, los tópicos abordados en líneas generales fueron similares, aunque la expectativa estaba puesta en puntos diferentes. Se esperaba que si el Presidente haría mención a los escándalos que envuelven a las empresas del Grupo Macri (puntualmente el acuerdo entre Correo Argentino y el Estado, y la concesión de rutas aéreas a Avianca), y en el caso de Provincia, se aguardaban con ansias las declaraciones de Vidal sobre la paritaria docente.

También se agitó, dentro del propio oficialismo, expectación sobre la conducta de la oposición en el recinto, sobre todo en el Congreso Nacional, donde fue el jefe del bloque de diputados PRO, Nicolás Massot, quien pidió "especialmente al FpV", que "esté a la altura de la circunstancias".

Aquí comenzaron las primeras diferencias.


• El color -y el calor- del recinto

Como es costumbre, los cruces entre los legisladores nacionales fueron más ásperos. Con un bloque del FpV que bajó justo a tiempo para comenzar las sesiones ordinarias, algunos carteles ya reposaban sobre sus bancas. Recorte en el Conicet, cambio en la fórmula de haberes jubilatorios, y fotos de Milagro Sala, fueron los más recurrentes. Incluso se vio al camporista Juan Manuel Huss con una cartulina donde en birome se podía leer "Pinedo volvé".

La cinta scotch empezó a circular de mano en mano frente a un Presidente que ya había comenzado con su discurso, y las láminas fueron pegadas en las bancas y las paredes.

Pero el FpV no fue el único. La izquierda también hizo lo propio, manifestándose puntualmente contra el desempleo. Por su parte el Frente Renovador se mantuvo en silencio, sin chiflar pero tampoco son aplaudir.

En La Plata las cosas fueron distintas, aunque no tanto. Allí, el que llegó último fue el oficialismo, y los intendentes peronistas, quienes pegaron faltazo.

Respecto a los carteles el reclamo por la paritaria docente fue protagonista, aunque hubo demandas locales, tales como la situación de los inundados, y el funcionamiento de algunas líneas de ferrocarriles.


• Estilos

Ambos mandatarios apelaron a recursos de campaña al dirigirse a los legisladores. Conscientes de atravesar un año electoral, tanto Macri como Vidal pidieron "no aflojar", e hicieron hincapié en una economía que aún no repunta pero que "va por el camino correcto" y "ya está de pie".

Sin embargo, los tonos fueron distintos. El Presidente apeló a un estilo mucho más confrontativo que otras veces, lo que dejó muy contento al oficialismo. En el Salón de los Pasos Perdidos, lugar elegido por los políticos para compartir sus impresiones con la prensa, diputados PRO dijeron a ámbito.com que el discurso fue "movilizador", y hasta se animaron a calificarlo con un nueve.

Vidal por su parte, eligió un tono más conciliador. Si bien también arengó a tropas propias, se dirigió en varias partes de su discurso al oyente o espectador del hogar, a quien trató de "vos", intentando romper con las distancias a través de la interpelación.

Ambos mandatarios hicieron uso de la antítesis "verdad vs. relato", y además, recurrieron a ejemplos con nombres propios, de vecinos que fueron contactados por el Gobierno, e incluso, invitados a presenciar la apertura de sesiones.

Hubo puntos que generaron gran expectativa y sin embargo no fueron abordados de manera directa por ambos. Para el caso del Presidente, el acuerdo ente Correo Argentino y el Estado, o la concesión de rutas aéreas a empresas de la familia Macri.

Respecto al primer caso, el primer mandatario se limitó a decir que trabaja en la elaboración de dos decretos "con el fin de transparentar el conflicto de intereses". Pese a esto, el diputado Pablo Tonelli dijo a este medio que "aún no se comenzó a trabajar" en el texto de dichas iniciativas.

En cuanto a Vidal, no hizo mención a la convocatoria a "60 mil voluntarios" por el paro docente, que un día antes había anunciado desde Mar del Plata. Debido a las críticas recibidas, y las acciones legales de municipios peronistas para que los voluntarios no ingresaran a las escuelas, la gobernadora tuvo que aclarar en conferencia de prensa que "no reemplazan a los docentes".

Sin embargo, ambos funcionarios cuestionaron fuertemente la convocatoria al paro docente.


• A favor de los docentes, pero en contra del paro

Tanto Macri como Vidal aseguraron querer "cuidar" la labor docente, pero también coincidieron en sus críticas a la huelga convocada para el 6 y 7 de marzo.
Sin embargo, el primer mandatario tuvo un cruce que le valió varias críticas.

El primer mandatario llevó al recinto el caso de María Martha Adam, docente de La Plata amenazada por sus alumnos, al tiempo que pidió al Congreso la sanción de una ley que agrave las penas para aquellos que agredan a los docentes.

"¡A Baradel también lo amenazaron!", le recordó Edgardo Depetri desde su banca en alusión a las amenazas que recibió el titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), a lo que Macri respondio: "No creo que Baradel necesite nadie que lo cuide", desatando los aplausos del oficialismo en el recinto.

Además de los aplausos, Macri recibió una denuncia por "amenaza velada" ante la Justicia, presentada por Baradel a causa de sus declaraciones en el Congreso.

Corriendo con la ventaja de que su discurso fue casi seis horas más tarde, Vidal evitó caer en un exabrupto que desate las críticas opositoras. Sin embargo, la gobernadora se mostró dura con los maestros, y les reclamó "diálogo".

Además, Vidal destacó que durante su gestión se aprobó la Ley contra la Violencia Docente, mientras que Macri pidió al Congreso que la debata en el ámbito nacional.


• Cifras

En ninguno de los casos se hizo hincapié en números.
Ambos coincidieron en que el país "se está poniendo de pie", y aseguraron una reactivación para 2017. En este tramo fue que los dos mandatarios pidieron "no aflojar".

Sin embargo, Macri hizo foco en la pobreza, y señaló que "el desafío más grande" de su gestión, es acabar con ella. En este marco, dijo que para lograrlo hacen falta "más acuerdos y más realidades, menos exaltación y menos símbolos, menos relato y más verdad". Sumado a esto, destacó que "ahora hay cifras reales" del Indec, provocando los chiflidos del FpV.

En ese punto Vidal marcó un giro discursivo, y remarcó que "en la pobreza no hay relatos ni antirelatos", luego de lo cual enumeró una serie de programas que, a su entender, ayudan a mitigar el impacto de este flagelo.


• NiUnaMenos

De cara al paro internacional y la movilización de mujeres que se llevará a cabo el 8 de marzo, ambos mandatarios dedicaron un breve de su discurso al tema.

El Presidente lo hizo deslizando un dato erróneo, al afirmar que "cada 37 horas mure una mujer por violencia de género", cuando según las Estadísticas de la Casa del Encuentro, que hasta antes de asumir la presidencia del Consejo Nacional de Mujeres era dirigida por Fabiana Tuñez, la estadística arroja un promedio de una mujer cada 30 horas para 2016.

Por su parte Vidal evitó mencionar cifras sobre esta problemática, pero nuevamente remarcó que su Legislatura ya "se encargó" del tema, aprobando la Ley de Paridad de Género.


• Estado del arte

Macri omitió hablar de arte y cultura en su discurso, en tanto que Vidal, destacó el lanzamiento de "AcercArte"
, una iniciativa de propuestas artísticas itinerantes.

Según la gobernadora, ya disfrutaron de la iniciativa "más de 2 millones 600 mil personas en 50 municipios".

Respecto a la ciencia, fue al revés. Ante un Congreso en cuyas inmediaciones se manifestaban científicos del Conicet por los recortes en el área, Macri se comprometió a "fomentar la inversión pública y privada en investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación productiva". Vidal, por su parte, no hizo mención.

"Queremos que los científicos puedan hacer cada vez más y mejor investigación, y crear un puente donde la vinculación y la transferencia con el sector productivo sea una realidad", señaló el Presidente, al tiempo que la oposición le gritó "cínico", y levantó carteles en apoyo a los trabajadores del Conicet.


• Provincias y municipios

En este punto, Macri y Vidal marcaron terreno sobre gobernadores e intendentes
, cada uno, a su estilo.

El Presidente se refirió a una "reforma tributaria", pidió terminar con las "actitudes oportunistas" y llamó a que la Nación y las provincias tengan "una discusión con generosidad y visión de largo plazo". Recordó a legisladores, en tanto, que está pendiente "la reforma de la ley de coparticipación".

Por su parte Vidal, tal vez consciente de la ausencia de caciques peronistas en el recinto, dijo no creer "que los fondos provinciales sean para someter a los enemigos o acompañar a los amigos". "Creemos que el intendente que se preocupa por su gente y conoce sus problemas, tiene que poder gestionar y disponer de los recursos sin importar el color político", dijo en un gesto político hacia la oposición.

Falta poco para las elecciones legislativas, y se notó en ambos discursos. Pero también, 2019 está cerca, y eso tampoco pasó desapercibido.

Si bien el libreto fue compartido, cada uno estampó su impronta, bajo un mismo horizonte: el electoral.

Dejá tu comentario