Macri pidió abrir colegios (todo dependerá del virus y de los sindicalistas)

Política

En Cambiemos no hay acuerdo. Sólo Jujuy y CABA anunciaron que volverán a clases el 17 de febrero y en variante mixta: presencial y remoto.

Mauricio Macri le pidió ayer al Gobierno que se abran las escuelas en el inicio del ciclo lectivo 2021. Lo hizo con una carta que publicó en Facebook en la que sostuvo que “un nuevo año comenzó y las definiciones sobre la apertura de las escuelas aún siguen sin resolverse”.

“Las autoridades del Gobierno nacional insisten en condicionar el retorno a clases a la situación epidemiológica, incluso cuando desde noviembre pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende la necesidad de mantener las escuelas abiertas porque se ha comprobado que los niños y adolescentes no son vectores principales de contagio”, afirmó el exmandatario.

Macri formuló este pedido días después de que el Gobierno, a través del ministro de Educación, Nicolás Trotta, ratificara que el ciclo lectivo 2021 volverá a la presencialidad.

Además, Macri no contempló en su carta la realidad que tiene por delante Cambiemos en el tema educativo. Solo dos provincias de Juntos Por el Cambio, Jujuy y la Ciudad de Buenos Aires, confirmaron que tienen previsto iniciar las clases el 17 de febrero pero en modalidad mixta (presencial virtual) y con distintos tiempos entre primaria y secundaria. Mendoza y Corrientes aun tienen acordado como lo harán. De ahí que no se entienda el razonamiento de expresidente ya que, además, legalmente cada gobernador esta habilitado a iniciar o no las clases de acuerdo a la situación epidemiológica de su provincia. Ese dato y el problema de la oposición de los sindicatos docentes a abrir las aulas, es lo que esta marcando este problema. (Ver Ámbito Nacional)

Trotta ya lo definió esta semana: “La presencialidad debe volver a ser el ordenador de nuestro sistema educativo en 2021”, dijo el ministro, “toda la Argentina, con los cuidados necesarios y los protocolos adecuados, está preparada para el comienzo de clases presenciales”.

En su posteo, Macri aseguró que “somos plenamente conscientes de que todo está permitido, excepto el ingreso de nuestros chicos a las aulas, y eso responde a un orden de prioridades que debe ser revertido en la inmediatez si deseamos realmente construir un futuro próspero y con oportunidades para los jóvenes”.

Santiago Cafiero salió ayer a responderle al expresidente y calificó de cinismo su carta.

“No plantea ninguna solución y arranca con la misma frase que usaba Donald Trump en agosto (“Abran las escuelas”), pero al mismo tiempo el jefe de Gobierno hace un recorte del presupuesto de Educación en la Ciudad de Buenos Aires”, dijo Cafiero.

“Si hay un rebrote va a pasar lo mismo que todo el mundo, que es que las actividades empiezan a cerrarse.“Es un debate que se viene llevando en el Consejo Federal de Educación, no hay que descuidarse”, dijo Cafiero.

Dejá tu comentario