Macri volvió a despegarse de las escuchas ilegales: "Estoy muy tranquilo"

Política

Desde la India y a pocos días de declarar por la supuesta red de espionaje montada desde el Gobierno porteño, Mauricio Macri volvió a desligarse de las escuchas ilegales que mantienen tras las rejas a Jorge "Fino" Palacios y al espía Ciro Gerardo James. "La mayoría de la gente sabe que no tengo nada que ver con el tema de las escuchas. A Ciro James, no lo conozco. Vendía escuchas desde el 2004, tiene más de 400 escuchas en esta causa", dijo a en diálogo telefónico con una radio.

"Preocupado no estoy porque sé lo que hice y lo que no hice. Lo que más me tranquiliza es que la gente que me votó sigue tranquila apoyando lo que estamos haciendo", aseguró el ingeniero. El miércoles, el ex jefe de la Policía Metropolitana y el ex juez misionero destituido José Luis Rey, declararon ante el juez Norberto Oyarbide. Palacios confesó que James trabaja en la fuerza de seguridad cuando todavía era aspirante. Macri deberá exponer bajo juramento el 5 de mayo. El ministro de seguridad, Guillermo Montenegro, lo hará el viernes.

El mandatario porteño fue citado por el magistrado como sospechoso de participar en las escuchas telefónicas ilegales que sufrieron su cuñado Néstor Leonardo y uno de los familiares de las víctimas de la AMIA, Sergio Burstein.

Macri también aprovechó los contactos radiales para sacar del placard su traje de pre-candidato a presidente para 2011. El ex dirigente xeneize vaticinó que el PRO "va a ser uno de los finalistas el año que viene", aunque no aclaró cuántas fuerzas políticas llegarán a esa instancia y cuáles serán.

La distancia no le impide al jefe del PRO estar fuera de agenda. Así, Macri se mostró informado sobre la caída de la sesión de la Cámara baja donde se iba a habilitar el matrimonio gay y sobre el supuesto affaire entre funcionaros nacionales, venezolanos y empresarios argentinos. "El PRO busca algo diferente para la política del futuro, que no tenga que ver con estos papelones de la Cámara de Diputados y tenga que ver con una Argentina en el mundo, con un comercio transparente, sin cosas raras".

Durante su gira comercial, ya se entrevistó con políticos y ejecutivos indios en plan de seducción para atraer inversiones al distrito capitalino, aunque su mirada ahora llega a nuevos horizontes. "El futuro del país está en el interior, no sólo por la agroindustria, la minería, el turismo, sino también porque la gente tiene otro espíritu, otras ganas es una Argentina muy distinta a la conflictividad que hay en la Capital", precisó el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Dejá tu comentario