Mal día para el "Bombón"

Política

Armando «Bombón» Mercado, el sindicalista cuñado de Néstor Kirchner, adorado de Diego Ibáñez (el mejor amigo de Carlos Menem), no tiene cura. Le dieron la posibilidad de regresar al clan (aunque dicen que nunca se fue, es parte del erario familiar), al menos por la vía de la política, en infinitas oportunidades. Pero siempre las desaprovecha. Ayer, en Catamarca, su provincia natal, ocurrió su última gaffe: el Presidente visitó el distrito en plena campaña pero solamente pudo entrevistarse con el obispo Elmer Miani en una sacristía. Y eso que llevaba plata: sólo para la catedral, 1.200.000 pesos.

«Bombón», el ex marido de la ministra Alicia, que había preparado la visita, no pudo congregar para su cuñado la gente que éste soñaba. «¿Te evité los escraches, viste?», le dijo al santacruceño, que le pareció estar escuchando una broma de mal gusto. Además, ¿quién fue el inconsciente que le hizo caminar al Presidente, nacido y criado en Río Gallegos, 20 cuadras al rayo del sol con 30°C para llegar hasta la Iglesia? «Es un pingüino, no un lagarto», comentó un catamarqueño ocurrente, cuando lo vio pasar.

Provincia con alguna maldiciónpara los Kirchner, Catamarca. Ni siquiera los Castillo del Frente Cívico aportaron su gente. Apenas el gobernador radical Brizuela del Moral cumplió como anfitrión. Se notó el malestar al final, cuando el Presidente pidió que lo transportaran a Buenos Aires en un santiamén. A Mercado lo hizo bajar del avión, indignado.Seguramente al regreso a la Casa Rosada Juan Carlos Mazzón habrá pagado otra factura (aunque no del modo que él debe pagar a gobernadores, intendentes y punteros). Fue quien había organizado un viaje gris, indolente, en el que ni siquiera los huevazos de la vieja política (Luis Barrionuevo) pusieron algo de emoción.

Dejá tu comentario