30 de octubre 2009 - 21:21

Nuevos cruces entre Argentina y Uruguay por papelera Botnia

Botnia, el eje de la polémica entre Argentina y Uruguay
Botnia, el eje de la polémica entre Argentina y Uruguay
El Gobierno nacional apuntó duro contra Uruguay, luego de que se conociera un informe gubernamental de ese país que acusa a la Argentina de "manipular datos" durante la última presentación ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en el marco del conflicto binacional por la papelera Botnia.

La Cancillería que dirige Jorge Taiana calificó de "inaceptables, infundadas e inoportunas" las acusaciones sobre una posible "manipulación de pruebas", y consideró que se trata de una "mera cortina de humo" lanzada por Uruguay.

"La Argentina rechaza las inaceptables, infundadas e inoportunas declaraciones de funcionarios uruguayos que reflejan medios de prensa de ese país y desea manifestar que nuestro país demostró y llevó a conocimiento de la Corte Internacional de Justicia que Botnia ya está contaminando el ecosistema del río Uruguay", subrayó Cancillería en un comunicado.

A la vez, destacó que, "al parecer, dicho país no habría tenido el tiempo suficiente para rebatir los numerosos argumentos argentinos, constituyendo estas manifestaciones meras cortinas de humo que no alcanzan a disimular la irrefutable evidencia sobre la afectación del río Uruguay".

Para el Gobierno argentino, el país vecino vertió "estas manifestaciones para suplir el deficiente monitoreo llevado a cabo por sus autoridades, y parecería reflejar en todo caso un cierto nerviosismo e inseguridad del Uruguay respecto de su propia actuación en el juicio".

"Llama la atención que las citadas declaraciones uruguayas se produzcan después de terminadas las audiencias y a través de la prensa", enfatizó Cancillería, y agregó: "Sobre todo si se tiene en cuenta que este país por ser la parte demandada habló en ultimo termino, tanto en la primera como en la segunda ronda de alegatos, oportunidades en las que pudo haber respondido todas las cuestiones y aspectos que considerara necesarios".

El Ministerio de Relaciones Exteriores se expresó de esta forma luego de que en distintos medios uruguayos se publicara un informe de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), que indicó que Argentina habría manipulado datos durante la última presentación que hizo ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El documento, presentado en Fray Bentos por la directora de la Dinama, Alicia Torres, señaló que Argentina recurrió a "afirmaciones contradictorias con la realidad, a sesgar y manipular datos, a la adulteración de documentos e inclusive a infrigir el reglamento de la propia Corte".

Además, señaló que en las audiencias ante la Corte desarrolladas entre el 14 de setiembre y el 2 de octubre, Argentina dijo, a partir de datos de OSE (empresa estatal uruguaya distribuidora de agua), que "los efluentes de Botnia habían dañado la calidad del río y violaban los límites establecidos para el parámetro oxígeno disuelto", pese a que los datos utilizados correspondían a "oxidabilidad".

El informe explica también que "el oxígeno disuelto es fundamental para que haya vida en el río, por lo que cuanto más haya, mejor", mientras que "la oxidabilidad refiere a la cantidad de materia orgánica presente en el agua que consume oxígeno, por lo que cuanto más baja sea, mejor".

"Los datos de OSE que mostraban una buena calidad del agua (baja oxidabilidad) fueron presentados como prueba de la mala calidad (escaso oxígeno disuelto)", remarcó la Dinama.

El nuevo cruce entre los dos países se produjo en medio de la demanda que Argentina presentó contra Uruguay ante la CIJ por la instalación de Botnia en Fray Bentos, a orillas del fronterizo río Uruguay, en un proceso cuyo fallo se espera para principios de 2010.

El conflicto generó una protesta de ambientalistas en Gualeguaychú, que desde hace más de tres años bloquea la cabecera del puente General San Martín, que une a esa ciudad con Fray Bentos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar