17 de noviembre 2008 - 00:00

Oposición trabaría el paquete de Macri

Mauricio Macri intentará obtener la sanción de una nueva suba de impuestos. La oposición se prepara hoy para trabárselo. Macri buscaba recaudar $ 1.000 millones extras en 2009, justo el año electoral. El debate comenzará esta tarde en las comisiones legislativas, cuando concurra el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, quien retrucará que en otros distritos pagan más, lo que no resulta suficiente hoy para conseguir las adhesiones necesarias y poner en marcha los aumentos.

Oposición trabaría el paquete de Macri
El gobierno de Mauricio Macri comienza hoy a defender la suba de impuestos que proyecta aplicar el año que viene para recaudar $ 1.000 millones extra. La ronda comenzará en la Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña, que preside el macrista Alvaro González. Concurrirá, al inicio de la tarde, el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, quien ya -tal como anticipó este diario el mes pasado- debió dar marcha atrás con algunas iniciativas, al menos de palabra, ya que cualquier corrección sobre el Presupuesto 2009 y las modificaciones a la Ley Tarifaria y Código Fiscal debe correr por cuenta de los diputados.

El primer Presupuesto propio de Macri llega justo para el año electoral, un calendario que ya comienza a hacerle sentir la oposición, que al unísono asegura no levantará la mano para aprobar mayores tributos en tiempos de recesión.

El kirchnerismo está dispuestoa dar su apoyo a la sanción del Presupuesto, que considera una herramienta imprescindible para gestionar, pero ya rechaza todo tipo de aumento impositivo que pudiera trasladarse a los consumidores.

  • Desafío

  • La Coalición Cívica ya se expresó del mismo modo y la bancada de Aníbal Ibarra desafió con un proyecto de ley para gravar la actividad del juego en el Hipódromo de Palermo y los casinos flotantes, que no tributan en la Ciudad porque aducen estar en jurisdicción nacional.
    Con ese escenario, Grindetti aceptará hoy tres preguntas de cada uno de los legisladores de la comisión y los que acudan a escuchar las explicaciones que justifiquen el proyecto de ley.

    Para llegar a tener $ 17.000 millones, Macri apunta a varios recursos que cree le pueden aprobar. Uno es aumentar el Impuesto a los Ingresos Brutos a varias actividades -desde la construcción hasta los hipermercados-; otro es gravar actividades que estaban exentas; extender la aplicación de la tasa de Sellos a todo tipo de contrato e inclusive a los resúmenes de las tarjetas de crédito, porque según respondió Horacio Rodríguez Larreta (el jefe de Gabinete macrista), «Buenos Aires es un paraíso fiscal». Un recurso más se lo aportaría la duplicación del impuesto inmobiliario conocido como Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) a los restoranes, porque según el proyecto de ley, producen mayor cantidad de residuos que otras actividades. Sin embargo, ante la amenaza de un paro del sector, los funcionarios macristas prometieron a las cámaras que no habrá suba de más de 20% (aunque no está dicho así en el borrador de la ley) y que el aumento sólo se aplicará «al rubro barrido» de la boleta de ABL.

    Por otra parte, está previsto un endeudamiento de otros $ 1.000 millones, que se obtendría renovando la emisión de bonos Tango que se cancelan por $ 700 millones y tomando un crédito para la extensión de la red de subterráneos por $ 300 millones.

    El kirchnerismo, como antecedente, le rechazó ya endeudamiento al ex jefe de Gobierno Jorge Telerman, cuyo proyecto de ley de Presupuesto le terminó costando el puesto al entonces ministro de Hacienda Guillermo Nielsen, hoy embajador en Alemania. También el Frente para la Victoria se opuso al impuestazo en el ABL con el que arrancó Macri este año, en una propuesta que debió elevar Telerman con el actual jefe de Gobierno electo, y que terminó siendo adaptada por una comisión especial.

    En ese sentido, el macrismo busca la aprobación del Presupuesto, para lo cual no tendría mayores inconvenientes, pero tendrá dificultades para aumentar tributos, al menos como está planteado en la propuesta que modifica las normas existentes. Finalmente, Macri envió un proyecto de gastos 2009 con pautas más moderadas que la Nación, un crecimiento estimadode 4% y una inflación de 12% para el año que viene.

    La polémica se centralizará en algunos cambios como los siguientes:   

  • Patentes. Todos los años aumenta este impuesto de acuerdo con la valuación de los automotores que hacen las aseguradoras. Ahora se fija un tope de 8%, pero no regiría para los vehículos patentados en 2009. De ese modo, podría suceder que un auto caro 2006 pague menos -por el tope- que un auto de menos valor pero 0 km.

  • Duplicación de ABL a los bares, que de palabra promete no superar 20%, pero no está claro si afectará a los locales de menor categoría. A cambio se quitará el pago de tasa por mesas y sillas en la vereda, aunque no todos disponen de ellas. . Hay dudas sobre la aplicación del descuento del impuesto inmobialiario que actualmente empieza a decrecer a partir de los 11 años de antigüedad del inmueble. Según se desprende de la reforma tarifaria, el beneficio se aplicaría a partir de 21 años.

  • Actualización del valor fiscal de los inmuebles de acuerdo con las escrituras traslativas de dominio que se suscriban en 2009 cuando 20% del monto de la operación sea mayor que la valuación fiscal. La iniciativa es rechazada porque sólo afectaría a los bienes objeto de la compraventa y no a todos los inmuebles.

  • Se eliminan los artículos de la ley tarifaria vigente, que gravan la ocupación de la vía pública: volquetes, mesas y sillas, toldos, kioscos de flores, vallas provisorias, estructuras tubulares de sostén para andamio y locales de venta.

  • Se incorpora una tasa trimestral a pagar por parte de las empresas de televisión por cable, por prestador y por manzana de $ 51, a los que se añaden $ 0,25 por metro lineal de ocupación de subsuelo.

  • Se aumenta la tasa de Ingresos Brutos a la construcción, los híper y supermercados, a las actividades financieras y se extiende el Impuesto de Sellos, que gravará todo tipo de contrato, incluidos los alquileres. Además, se busca gravar -tal como anticipó este diario- los resúmenes de tarjetas de crédito con 0,6% sin aclarar en el proyecto de ley cómo se aplicaría esa tasa, si sobre el total del resumen o las compras del período, dejando de manifiesto que se trata de un impuesto directo al consumo.

  • La venta de autos usados pagará 2% y los contratos privados 0,8%; y en la misma proporción se gravará con Sellos a los seguros patrimoniales.

  • La actividad manufacturera comenzaría a pagar Ingresos Brutos, de lo cual está exenta actualmente, como las viviendas de menor categoría que serían gravadas con 3% de ese impuesto.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar