Para Duhalde se desmorona "el mito de que Cristina ya ganó"

Política

El candidato presidencial por el Frente Popular, Eduardo Duhalde, aseguró que "comenzó a desmoronarse el mito" de que la jefa de Estado Cristina Kirchner "ya ganó" las elecciones de octubre, al tiempo que no descartó llegar a una segunda vuelta y tener como adversario el postulante radical Ricardo Alfonsín.

Duhalde, que comenzó una recorrida por el interior del país con una primera escala en Salta, sostuvo en esa provincia del norte argentino que el kirchnerismo "no tiene forma de retroceder las internas del 14 de agosto y van a inventar cualquier recurso para suspenderlas".

"Ya comenzó a desmoronarse el mito de que ya ganaron, que se mantiene a fuerza de dinero", agregó el ex mandatario, que pronosticó que "el derrumbe electoral del oficialismo será contundente".

En la misma línea, el caudillo de Lomas de Zamora aventuró que las elecciones en Santa Fe (el 24 de julio), en Córdoba (el 7 de agosto) y el balotaje en la ciudad de Buenos Aires entre el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el postulante kirchnerista Daniel Filmus (el 31 de julio) "serán un golpe a la credibilidad de aquellos que decían que Cristina ya ganó".

En declaraciones a la prensa durante una caminata por el centro de la capital salteña, Duhalde solicitó al peronismo local que impulse una "rebelión electoral en toda la provincia" con miras a las próximas elecciones nacionales.

"Seremos una avalancha de votos que no se detendrá. Ningún candidato puede ganar en primera vuelta y no descarto estar compitiendo en el balotaje con Alfonsín", sostuvo Duhalde, en referencia al candidato presidencial del frente Unión para el Desarrollo Social (UDESO).

Antes de continuar su recorrida por el interior del país, que lo llevará este fin de semana por Entre Ríos y Corrientes, el ex jefe de Estado renovó su embestida contra el Gobierno al señalar que "la forma de violencia verbal" que utiliza "se puede transformar en cualquier cosa".

"Antes criticaban a los opositores y ahora a sus electores. Se han cebado: están agrediendo a la gente, pero ya falta poco para que se termine esta pesadilla", sentenció.

Dejá tu comentario