PRO intenta maquillar la interna de JxC

Política

Sin los aliados, el partido opositor se reunió ayer para dar muestra de unidad,

La peleas internas por las candidaturas mayores, en Juntos por el Cambio, dividieron ayer a la tropa con una dirigencia que forzó la muestra de unidad de la alianza opositora que se ve invadida por las disputas domésticas de cara al 2023.

Después de la confrontación del radicalismo y cuando se vio saldada (ver nota aparte) la disputa por los cargos en el Congreso, el PRO produjo una foto de unidad de su tropa en un encuentro, ayer a la tarde, en el Yacht Club Olivos, en la Provincia de Buenos Aires.

Los dirigentes buscan ahora enfriar la carrera hacia 2023, meta a la que le adjudican la discordia poselectoral en Juntos por el Cambio.

Desde distintas visiones lo plantearon ayer a la tarde los principales oradores de la tenida, Patricia Bullrich, Jorge Macri, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, un lote de referente con más un candidato preliminar para las urnas mayores dentro de dos años. Le aportó interés especial esa movida, ya que no solo Juntos por el Cambio atraviesa una crisis por la puja de liderazgos y candidaturas en conjuntos, sino que dentro del PRO se agitan las mismas aguas. Al menos, hasta el momento, candidatos confesos para las presidenciales ya son Bullrich y Larreta mientras Mauricio Macri mantiene la intriga y su primo Jorge aún no expresa su meta electoral para entonces, lo mismo que ocurre con Vidal y sus aspiraciones electorales.

“Tenemos que estar felices”, dijo Larreta “porque por primera vez el peronismo unido fue vencido”.

Estaban lo legisladores salientes y entrantes del PRO junto a los integrantes del Consejo Nacional del partido y los miembros del PRO que forman parte de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio.

Campaña anticipada

“No hay que adelantar peleas que se tienen que dar en otro momento”, reforzó Jorge Macri, quien desde la semana pasada integra el gabinete de Larreta, en otro pase geográfico de interés electoral.

Mauricio Macri en cambio apuntó que a que no se podía dar por ganada la pelea contra el kirchnerismo y que, el 2022 debería ser un año para capacitarse para gobernar en 2023. Aludió a quienes no tienen experiencia en la gestión (sin nombrarlo) contra aquellos que lo vienen haciendo.

Bullrich animó al auditorio refrescando en los resultados en dieciocho provincias en las pasadas elecciones generales.

Después todos posaron para la foto y el PRO emitió un comunicado sosteniendo que “los participantes reafirmaron su compromiso de unidad y de seguir siendo una coalición de mayoría”.

“Además se debatieron los desafíos pendientes de cara a 2022, con la vocación de volver a gobernar en las próximas elecciones presidenciales y recuperar la Argentina del trabajo y la producción” dijeron y que “se trató de una reunión de gran camaradería y de reconocimiento al trabajo realizado a lo largo y ancho del país”.

Los dirigentes estuvieron con un grupo numeroso de diputados y también participaron, entre otros Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal, Jorge Enríquez y Humberto Schiavoni.

Temas

Dejá tu comentario