Las 12 fases, el esquema a largo plazo para manejar la apertura en Capital y negociar

Política

Se reunirán mañana en Parque Patricios para acordar el nuevo formato del aislamiento desde el próximo sábado. Presión de intendentes por contagios

Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof inciarán mañana a las 9:00 en Parque Patricios el ritual para comenzar a desandar la cuarentena estricta decretada en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hasta el próximo viernes. Será el primer análisis de la evolución de contagios, ocupación de camas de terapia intensiva y punteo de medidas que realizarán cara a cara el jefe de gobierno porteño y el gobernador de Buenos Aires desde que el 1 de julio pasado se inició la actual fase de cuarentena con el transporte público reservado para trabajadores esenciales, restricción de permisos de circulación y cierre de comercios no esenciales en la Capital Federal y el conurbano.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, Larreta avanza con un esquema a largo plazo de 12 fases de apertura. En lo inmediato, a partir del próximo fin de semana, volvería a autorizarse el running con un nuevo protocolo, además de reuniones familiares reducidas y la apertura de comercios no esenciales como peluquerías. El plan es recuperar las actividades interrumpidas antes de endurecimiento del aislamiento en AMBA y además abrir rubros que ni funcionan desde el 20 de marzo como las peluquerías y servicios de estética.

En la provincia de Buenos Aires, donde la cantidad de contagios diarios ya duplica a la Capital Federal, la flexibilización no llegaría tan lejos. De hecho Kicillof presentó un paquete de auxilio para las actividades que no pudieron funcionar por la pandemia de coronavirus, como las peluquerías y el turismo, con una bonificación del quince por ciento de Ingresos Brutos hasta fin de año. En AMBA, el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva se estacionó en 58,2% mientras que la curva de contagios experimenta una nueva meseta de 3600 casos diarios. Un escenario que permite, después de casi cuatro meses de aislamiento social preventivo y obligatorio proyectar una apertura gradual de ciertas actividades.

Luego de encuentro que mantendrán este lunes Larreta y Kicillof en la sede del gobierno porteño en la calle Uspallata, el protocolo marca que el miércoles sería el turno de la cumbre tripartita en Olivos junto a Alberto Fernández. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, marcó la necesidad de que las autoridades del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) continúen decidiendo en forma conjunta las políticas para contener el coronavirus y reafirmó que la vocación del Gobierno es la "unidad entendiendo que hay ideas distintas que se puedan expresar en un diálogo democrático". "La toma de decisiones consensuada entre Nación, Provincia y Ciudad fue algo que generó certezas a una sociedad que está muy angustiada. Lo peor que podríamos hacer es romper esa lógica. Creo que eso no va a suceder", expresó Cafiero.

Ante la posibilidad de flexibilización en la Ciudad, el Conjunto de Operaciones de Emergencia del municipio bonaerense de La Matanza publicó este domingo un informe de gestión en el que expresó su "preocupación" y solicitó que "se tomen decisiones en forma conjunta" entre la Ciudad y la Provincia. El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, aseguró que "debe haber una coordinación entre la ciudad de Buenos Aires y la Provincia" porque "el Área Metropolitana (AMBA) es una sola". En la misma línea, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, afirmó que "la cuarentena pierde eficacia si la Ciudad y la Provincia no tienen una postura única porque la circulación entre distritos es muy intensa y eso genera mayor circulación del virus".

El jefe comunal de Escobar, Ariel Sujarchuk, sostuvo que "hay que hacer el mayor esfuerzo por generar un acuerdo porque la gente recibe un mensaje confuso y se desarma todo". También se sumó al reclamo el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, quien manifestó que "ambos territorios, la Capital Federal la Provincia, están atados a una tremenda migración diaria, por lo que sería un error de todos -los dirigentes políticos- si no podemos construir un consenso en un tema tan importante como es esta pandemia". En el mismo sentido, el intendente de Tigre, Julio Zamora, aseveró: "Se nos hace complicado pensar en una apertura cuando el nivel de contagio va aumentando y no da para muchos movimientos y circulación de personas. Tenemos que seguir esperando unos días más hasta que comiencen a bajar los casos de contagios".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario