Primera rendición en el proyecto

Política

El proyecto de reforma judicial cuyo dictamen se firmó ayer ya tuvo la primera baja. La poda al proyecto inicial se venía barajando como adelantó Ámbito de manera subterránea.

El proyecto de reforma judicial cuyo dictamen se firmó ayer ya tuvo la primera baja: se quitó la fusión entre el fuero Contencioso Administrativo Federal y el Civil y Comercial Federal, uno de los aspectos que más inquietaba al fuero de la “gobernabilidad” como se los conoce a los tribunales cuyo hombre fuerte es Sergio Fernández. En su lugar, se propone crear un Tribunal especial que defina la competencia de las causas que podrían tener un conflicto para saber qué juez debe definirla. Se cambio una fusión para economizar recursos y tiempo por la creación de una nueva estructura adicional.

Por demás sensible, esta poda al proyecto inicial se venía barajando como adelantó Ámbito de manera subterránea, en plena negociación por los pliegos “retirados” para esos juzgados y con el amparo de los “trasladados” Bruglia y Bertuzzi en trámite. Es el cambio más sustantivo que dejó la firma del dictamen, cuya inédita demora en la publicidad del texto final consiguió que oficialistas y opositores coincidieran en que pasaron a la firma algo que no habían tenido a la vista.

El resto de los cambios pueden calificarse de cosméticos. Así, el régimen penal juvenil tendrá competencia exclusiva; los sorteos de causas serán grabados; se incluyeron retoques en los concursos; y mantener la exclusividad para las secretarías que tienen competencia en DD.HH. Que no haya cambios de fondo adicionales tiene una explicación: no es lo único que está dispuesto a ceder el Gobierno de cara a Diputados, donde el trance es más difícil. El cálculo presupuestario es otro ítem sujeto a modificaciones. $1939 millones de pesos adicionales suena a cálculo conservador. Esa cifra trepará por el simple hecho de que tendrán que crear más fiscalías para balancear que el proyecto no parece estar adaptado al sistema acusatorio.

Dejá tu comentario