Alberto anuncia plan de seguridad para el conurbano bonaerense

Política

Se construirán nuevas cárceles con capacidad para 8 mil plazas penitenciarias. Suman 4 mil gendarmes y refuerzan patrulleros, motos y cámaras.

En medio de la alerta de intendentes por la toma de tierras, Alberto Fernández anunciará hoy a las 12 desde Olivos un plan de seguridad para la provincia de Buenos Aires con una inversión de más de 10.000 millones de pesos, el refuerzo de 4.000 efectivos de fuerzas federales en territorio bonaerense y mejoras en el servicio penitenciario. Los jefes comunales aspiran a que los fondos sean ejecutados directamente por los municipios del conurbano en un guiño político de la Casa Rosada a los alcaldes bonaerenses.

El Presidente mantendrá una videoconferencia con los intendentes de Quilmes, Mayra Mendoza y de Merlo, Gustavo Menéndez, junto a Axel Kicillof y los ministros de Seguridad, Sabina Frederic (Nación) y Sergio Berni (Provincia). El porcentaje que irá a la provincia directamente y a los municipios era objeto de negociaciones de última hora, a la vez que dentro del propio Gobierno bonaerense habrá partidas que irán al ministerio de Seguridad y otros fondos al Ministerio de Justicia, destinadas a reformas de comisarías, construcción de alcaldías y de nuevas cáceles que sumarán 8 mil plazas penitenciarias.

El plan oficial también incluye mejoras en paradas de colectivos y el establecimiento de los denominados “puntos seguros” en lugares estratégicos del conurbano, donde se invertirá en iluminación y más cámaras de seguridad. Un total de 4.000 efectivos de fuerzas federales se sumarán a los efectivos de Prefectura y Gendarmería que ya están trabajando en el territorio provincial.

En los últimos días, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación se estuvo realizando un relevamiento de los distintos distritos del conurbano y sus necesidades específicas en materia de seguridad, a la vez que hubo múltiples reuniones entre funcionarios nacionales, provinciales e intendentes. Parte de los recursos irán al Gobierno provincial y parte a los municipios de manera directa, ya que -según explicaron las fuentes- “algunos municipios necesitan patrulleros, otros efectivos, otros hacer obras y es por eso que siguen las discusiones para ver cómo se hace más eficaz el despliegue de estos recursos”.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, evitó ayer dar precisiones sobre los anuncios aunque confirmó que “se viene un anuncio de apoyo del refuerzo de la seguridad en la provincia”. En relación a la coordinación entre las fuerzas federales y las provinciales aseguró que con su par provincial, Sergio Berni “nos hablamos y hemos tenido en el último mes y medio una buena coordinación en la provincia”.

“Estamos haciendo un redespliegue de las fuerzas federales, apoyando a la provincia con lo que va necesitando, pero también estamos trabajando con el ministerio de Justicia bonaerense”, explicó Frederic. “En el último mes y medio se reforzó la actividad operativa de las fuerzas federales en 31 distritos de la provincia de Buenos Aires”, confirmó la funcionaria nacional.

En la previa al anuncio del plan de seguridad, estalló otra interna en el oficialismo por la toma de tierras. Berni, y el secretario de Relaciones Parlamentarias del Gobierno nacional, Fernando “Chino” Navarro, protagonizaron un cruce con fuertes acusaciones.

El ministro de Seguridad bonaerense dijo que detrás de la toma de tierras en zonas de la provincia había “gente del Movimiento Evita”, y señaló directamente al “Chino” Navarro, referente de esa agrupación. “Pregúntenle al Chino Navarro”, disparó el ministro bonaerense cuando los periodistas indagaron sobre sus dichos, al tiempo que remarcó que él está “en la calle” y que “es lo que dice la gente” en algunas de las tomas registradas.

Además, Berni ratificó que la toma de tierras “es un delito” y que quienes lo hacen “van a ir presos”, con lo que intenta diferenciarse de la postura adoptada por Frederic.

Casi inmediatamente el funcionario de la Jefatura de Gabinete aseguró que está “en contra de la tomas de tierras”, y pidió que Berni lo “denuncie ante la Justicia”. Tiene que hacer la denuncia, si no es un charlatán de feria”. “Si Sergio, a quien estimo, actúa como corresponde tendría que denunciarnos en la Justicia a mí y a Emilio Pérsico”, subrayó el funcionario nacional y agregó: “Mañana espero que haya una denuncia. Pero la actitud de mano dura, la topadora, hacerse el guapo, no le sirve a la gente”.

En paralelo, los intendentes bonaerenses de la tercera sección electoral del conurbano expresaron su “preocupación y repudio” por las tomas de tierras que se registran en esos distritos, al tiempo que plantearon que “la urbanización debe ser una política de Estado”.

En un documento, divulgado a la prensa al término de una reunión en el municipio de Presidente Perón, resaltaron: “No podemos tener una mirada contemplativa con aquellos que utilizan la necesidad de la gente para llevar adelante sus negocios inescrupulosos. El Estado debe ser firme para poner un límite a quienes hacen de las desigualdades un negocio”. “Condenamos rotundamente la ocupación ilegal de tierras y viviendas. Es un delito y como tal la Justicia debe intervenir para hacer cumplir la ley”, agregaron los jefes comunales, que subrayaron en el documento: “Ante la situación de la toma de tierras en nuestros distritos expresamos nuestra preocupación y repudio”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario