Senado: aborto "sí" blindaba adhesiones para lograr sanción en una tensa sesión

Política

El Gobierno prometió retocar el articulado durante la reglamentación de la norma -si se aprueba- y obtenía un puñado de adhesiones extra. Para evitar sorpresas, quienes están a favor querían sellar 37 votos. Alerta de presentación judicial. También se intentaba avalar el plan de los "1000 días".

Con una fuerte apuesta del Gobierno y promesas para retocar cuestiones del articulado durante la reglamentación -si es que se aprueba-, legisladores del oficialismo y la oposición blindaban anoche un puñado de adhesiones extra -incluso, querían llegar a los 37 votos para evitar sorpresas de último momento- y se disponían a sancionar, al cierre de esta edición, la ley que legaliza la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Además, el pleno de la Cámara alta buscaba dar luz verde al proyecto denominado de los “1000 días”, iniciativa empujada también por el Ejecutivo para compensar la discusión sobre el aborto. Dicho motivo fue utilizado por algunos legisladores del oficialismo y la oposición que están en contra de la ley de IVE para remarcar una contradicción grave del Presidente, como apuntó el kirchnerista Dalmacio Mera.

Desde el radicalismo, en tanto, Silvia Elías de Pérez se anticipó a la sesión y minutos antes del encuentro advirtió: “Salga lo que salga la votación, esto no termina acá. Si este proyecto se convierte en ley será inconstitucional, absoluta y flagrantemente. Será un juez de la Nación el que termine resolviendo porque vamos a plantear la inconstitucionalidad”.

Elías de Pérez también dijo: “La votación depende de que los senadores sigan sus convicciones, que han reiterado muchas veces a lo largo de este tiempo, o de que cedan a las presiones que nunca antes hemos visto en la persona del presidente de la Nación, Alberto Fernández”.

Como si fuera poco, la legisladora resaltó: “Lo que está haciendo el presidente Fernández ha superado todos los límites de lo tolerable. Está presionando él, personalmente, a distintos senadores y senadoras. Hay un empecinamiento del Presidente contra los más vulnerables. En Diputados van a aprobar una fórmula de movilidad jubilatoria (ver página 13) que perjudicará a los abuelos y en el Senado directamente se va contra los más indefensos”.

Como miembro informante a favor de la ley y en calidad de presidenta de la comisión de la Banca de la Mujer, la pampeana Norma Durango fue quien adelantó, al inicio del debate, los “retoques” en la reglamentación que promete el Gobierno, que apunta al veto parcial de dos incisos de la norma para eliminar la palabra “integral” de los textos de la ley.

En ese sentido, el artículo cuarto establece que “las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tienen derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional”, y que “fuera del plazo dispuesto en el párrafo anterior, la persona gestante tiene derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo solo en las siguientes situaciones: si el embarazo fuera resultado de una violación” o si “estuviera en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante”.

El artículo 16, en tanto, modifica el artículo 86 del Código Penal sobre que “no es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana catorce (14) inclusive del proceso gestacional”. Fuera del plazo establecido, no será punible el aborto si el embarazo fuera producto de una violación o si “estuviera en riesgo la vida o la salud integral de la persona gestante”.

“Dada las inquietudes que generó ese cambio en la ley original, hemos promovido en consulta con el con el Poder Ejecutivo para que, al momento de la promulgación, se observe parcialmente para dar claridad al objetivo de la propuesta que es mantener las causales de la interrupción legal del embarazo vigentes desde 1921”, sostuvo Durango. Minutos después, por caso, el rionegrino y habitual aliado kirchnerista Alberto Weretilneck aceptó la propuesta y prometió acompañar el texto.

Repite Alperovich

El Senado aprobó ayer un nuevo pedido del senador kirchnerista y exgobernador tucumano, José Alperovich, para renovarle la extensión de su licencia sin goce de sueldo, solicitada en noviembre de 2019, tras ser involucrado en una causa por abuso sexual iniciada por una sobrina.

Según había declarado el senador, ya fueron presentadas “pruebas contundentes que demuestran la falsa acusación que fuere promovida por adversarios políticos”.

Dejá tu comentario