Sigue la pelea entre Macri y el Gobierno por la reapertura del Colón

Política

Los duros cruces entre Cristina de Kirchner y Mauricio Macri por la inauguración del Teatro Colón sumaron a nuevos protagonistas: Julio César Cleto Cobos, Aníbal Fernández y Horacio Rodríguez Larreta.

Horas después que la Presidente notificó por carta al Jefe de Gobierno porteño que no asistirá al la reapertura del histórico edificio, el mendocino volvió a mover sus fichas del tablero de la política y confirmó que si lo hará.

Macri intentó comunicarse telefónicamente con Cristina de Kirchner, aunque poco antes de las 12:30 en la Casa Rosada no habían levantado la bocina del teléfono. Llamó a la Quinta de Olivos, pero allí un vocero oficial le pidió que deje un número para que la Presidente llame más tarde porque estaba "reunida". Nunca recibió respuesta.

En su misiva, la jefa de Estado negó su presencia al acto de gala de la Ciudad ante la "increíble catarata de agravios" y "manifestaciones públicas descalificatorias de índole personal" luego del procesamiento dictado por el juez Norberto Oyarbide. "Marcan un límite que no estoy dispuesta a cruzar", le reprochó Cristina.

Menos de 30 minutos después de conocer la carta de Presidencia, Macri divulgó la suya. En la respuesta se lamentó "profundamente" por rechazar la invitación y le pidió que "reflexione" y dé marcha atrás.

Este viernes por la mañana, Aníbal Fernández, justificó la decisión de Cristina y fustigó a la administración macrista. El jefe de Gabinete aseguró que la mandataria adoptó esa postura para, "de una vez por todas, poner las cosas en su lugar" ante "las agresiones" del jefe de Gobierno. "Es una decisión tomada", completó, tras subir el texto original a su blog.

Rabioso, Fernández se mostró molesto con el ingeniero porque después de procesado por las escuchas ilegales le "echó la culpa a alguien y eligió a Cristina Fernández y al ex presidente Néstor Kirchner". "Vive esta situación por designaciones que ellos hicieron, por funcionarios que eligieron , en acciones que ellos llevaron a la práctica", remarcó.

En la batalla por el Colón, también se sumó el jefe de ministros porteño. Horacio Rodríguez Larreta cuestionó la justificación presidencial. "Ellos han dicho cosas infinítamente peores que él, y no por eso los dejamos de invitar", replicó.

Como de repente, antes de participar de un acto en la ciudad de Marcos Juárez, el Vicepresidente ratificó que sí ocupará una butaca del teatro, y se refirió a la normalización de la UCR, su partido de origen. "El radicalismo vive una etapa de reconstrucción, que es muy importante", dijo.

Dejá tu comentario