También estudiantes en la lista del subsidio

Política

Las trabas para impedir la elección del rector de la Universidad de Buenos Aires no son ideológicas, sino que los integrantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) disfrazan el reclamo porque saben que pueden perder los beneficios económicos que les otorgaban las autoridades universitarias.

La FUBA, por caso, recibió $ 5.000 del actual rector, Guillermo Jaim Etcheverry, por Resolución 870, para pagar micros para movilizar estudiantes en la marcha federal por la educación en setiembre pasado.

En enero, Jaim Etcheverry le cedió a la FUBA $ 15.000 para pasajes que les permitieron asistir al Foro Social en Caracas, Venezuela.

¿Teme la FUBA que si asume Atilio Alterini corte estos fondos?

Esa liga estudiantil hace más de 3 años que no realiza el congreso y plantea modificar el estatuto para que los votos de las facultades que la agrupación conduce valgan más que los de aquellas donde son minoría.

La FUBA, además, dice que los profesores concursados tienen una representación excesiva en la Asamblea, pero no cuestionan esa legitimidad para ganarlos decanatos de Arquitectura y Filosofía.

Por su parte, el candidato a rector y decano de la Facultad de Derecho, Atilio Alterini, aseguró que se van a tomar medidas para que los incidentes no se vuelvan a repetir. Alterini dijo que no se baja de su candidatura y dio a entender que tras tres intentos fallidos de sesionar en el Colegio Nacional de Buenos Aires, se puede cambiar el lugar.

Dos de las resoluciones de Jaim Etcheverry que permitieron transferirle fondos a la FUBA para actos políticos que incluyeron pasajes para viajar a Venezuela.

Dejá tu comentario