Telerman ya tiene sindicalista propio

Política

Lo decidió el jefe de Gobierno porteño el viernes pasado por la noche y con la designación de una llamada mesa política lanzó en su círculo doméstico la campaña por su reelección.

Jorge Telerman designó a cuatro colaboradores para que se encarguen de los pasos proselitistas de aquí a la votación porteña, cuyo calendario sigue manteniendo en reserva.

El portavoz Oscar Feito ocupará, claro, una de esas sillas, con la intención de dar difusión a esos actos de campaña o más bien a esos actos oficiales que acrecentarán, creen, la imagen del mandatario de la ciudad.

La ministra Gabriela Cerruti, quien perteneceal círculo íntimo de Telerman, le garantizará, ocupando otra silla de la mesa, el enlace con los sectores piqueteros y más ultras del kirchnerismo que acompañan la cruzada reelectoral del jefe de Gobierno. Cerruti maneja la bien cotizada caja del área Derechos Sociales y Humanos, que administra la repartición de subsidios y con la concesión de cargos en su gabinete, la funcionaria retiene a una porción del oficialismo local que se resistió a emigrar a la campaña del candidato del gobierno, Daniel Filmus.

  • Audacia

    El tercer puesto del equipo Telerman se lo concedió al secretario general de su gobierno, Raúl Fernández. Una audacia ya que al polémico funcionario no lograron derribarlo los más activos padres de las víctimas de la tragedia de Cromañón por la cual pagó con su puesto Aníbal Ibarra. Fernández era el jefe de Gabinete del destituido mandatario y el armador de su política, es decir, la que le terminó arrojando el más adverso resultado en el juicio que llevaron adelante los legisladores porteños. Pero, ahora Fernández, un antikirchnerista confeso, anima un grupo de transversales que se dice de la centroizquierda y como mayor prenda le garantiza a Telerman la inclusión en las listas del socialista Norberto La Porta.

    Por cierto, ese legislador cuenta con la oferta del jefe de Gobierno de encabezar una boleta para repetir mandato o bien acompañarlo en la fórmula. También Filmus habría ofrecido al socialista un lugar de privilegio en las papeleta, con el mismo fin que Telerman, de contar con un partido chico no peronista, que ablande el pejotismo en sus boletas y que capture un 5% a 6% de votos que se jacta el PS porteño tener dentro del vecindario de la Capital Federal. Nada despreciable al momento de sumar para llegar a la segunda ronda electoral, casi segura en la Ciudad de Buenos Aires, donde se requiere obtener 50% más un voto para imponerse en la primera vuelta. A pesar del enfrentamiento que mantiene La Porta con el titular de su partido, Roy Cortina -ministro de Telerman-el legislador terminará siendo convencido por Fernández para integrar las listas en pro de la reelección del jefe de la Capital Federal y no las del oficialista Filmus.

    Sin embargo la principal estrategia en la conformación de ese equipo de campaña, parece estar armada en el cuarto lugar, que ocupará el sindicalista Alejandro Amor, uno de los caciques del gremio de municipales, cuyo apoyo parece imprescindible en tiempos electorales en un distrito donde la población de empleados estatales viene creciendo gestión tras gestión. De ese modo, Amor podría garantizarle al jefe porteño la paz sindical durante el proceso eleccionario, más cuando el Presupuesto de la ciudad no contiene previsiones para aumentos salariales, pero cuando los municipales vienen recibiendo concesiones variadas como el blanqueo de contratados y la ampliación de los puestos que éstos ocupan.

    Telerman sin embargo no cerrará en el cuarteto Feito-Cerruti-Fernández-Amor, su diagrama de promotores de campaña. A la espera de rangos están también, el ex ladero ibarrista, Ariel Schifrin y el legislador porteño Helio Rebot, -entre otros-dos de los más activos detractores del anterior jefe porteño durante el juicio por Cromañón. Schifrin, quien ya no es legislador, mantiene un encono con su ex jefe político Ibarra, tanto como con la hermana de éste, la senadora Vilma Ibarra y con el jefe de Gabinete nacional, Alberto Fernández, pero tampoco sintoniza con el Fernández más allegado hoy a Telerman, Raúl, por lo que no integraría el piloteo de la campaña en el mismo plano que el grupo que nombró Telerman.
  • Dejá tu comentario