Impulso al turismo: ¿qué es el Bono Fiscal Vacacional y en qué se puede gastar?

Política

Está destinado a familias cuyos ingresos mensuales no superen el equivalente a 4 salarios mínimos. Se dará por única vez para su uso dentro del país. 

La Cámara de Diputados convirtió en ley esta madrugada un programa de asistencia y reactivación del sector turístico de cara a la pospandemia, que además de facilidades impositivas y créditos para los prestadores, incluye beneficios destinados a los consumidores para fomentar el turismo al interior del país.

En ese marco, el artículo 17 de la iniciativa establece el Programa Bono Fiscal Vacacional, como un aporte a las familias cuyos ingresos mensuales netos totales no superen los cuatro salarios mínimos, o sea el equivalente a $67.500.

Estará destinado exclusivamente al pago de servicios ofrecidos dentro del país por empresas habilitadas y podrá usarse para pagar alojamientos, comidas, servicios de agencias de viaje, pasajes en avión, micros y trenes y alquiler de automóviles.

Según establece la ley, el bono podrá ser solicitado por un solo integrante del grupo familiar y será concedido por única vez para ser aplicado en forma de descuento en el importe a abonar por los servicios brindados por las distintas empresas turísticas.

A su vez, el monto constituirá para los prestadores un “crédito fiscal” para ser utilizado en compensación de impuestos y contribuciones nacionales, como asimismo transferencias a terceros, incluidos proveedores de bienes y servicios, así como a instituciones de crédito o intermediarios financieros.

El Poder Ejecutivo será el que determine las condiciones de solicitud, otorgamiento y montos de los aportes, que deberá utilizarse para abonar los servicios de una sola empresa.

Además, la ley aprobada contempla un régimen de preventa, con un crédito para los consumidores del 50% de lo abonado en compras de servicios turísticos.

También, establece un programa especial para la tercera edad, con aportes del Estado por hasta el 21% de los paquetes turísticos en temporada baja, así como créditos del Banco Nación para fomentar el turismo estudiantil.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario