6 de marzo 2007 - 00:00

UCR porteña apura el apoyo para Telerman

Jorge Telerman
Jorge Telerman
Jorge Telerman será quien finalmente se llevará el sello UCR para su coalición reelectoralista. Sucederá cuando el titular del radicalismo porteño convoque a una convención partidaria donde domina la mayoría junto a otros caciques que también participan de la cruzada del jefe de Gobierno, como Enrique Nosiglia y Rafael Pascual.

Para anoche estaba convocado un plenario partidario pero se anticipaba que no contaría con quórum. Allí estaba dispuesto a participar un grupo que adhiere al macrismo, mientras que otros radicales de la Ciudad mutaron al kirchnerismo y, aunque no piden que la UCR se sume a esa aventura, restan su adhesión a la decisión que forzará la conducción de Jesús Rodríguez.

Sin embargo, esos dirigentes radicales que se manifiestan por la reelección de Telerman tienen una premisa: «Siempre y cuando a Telerman no lo apoye Néstor Kirchner», dicen, pero aclaran que no interviene en ese proceso societario la fe oficialista que profesa el jefe de la Capital Federal.

En cambio, si Kirchner eventualmente impulsara a Telerman «será otra discusión», aseguran. Tampoco ponen peros en caso de un acuerdo para la segunda vuelta electoral.

A todo esto, una porción de radicales pide internas para ir con un candidato propio, pero por los plazos estatutarios no habría tiempo para convocarlas. Con ese argumento de calendario, el radicalismocree que cumplirá con los ritos del partido y llamará a una reunión de convencionales que conforman nueve representantes de cada una de las circunscripciones electorales de la Capital Federal.

Dominada por los principales caciques, quienes además vienen animando la candidatura de Roberto Lavagna, Telerman no tendrá inconvenientes en recibir el apoyo del sello UCR para la contienda del 3 de junio.

Ayer, radicales macristas se acercaron con una carta pidiendo que se consulte a los afiliados si quieren avalar la candidatura de Mauricio Macri. La movida la impulsan, de la mano del empresario Daniel Angelici (un radical amigo de Macri), el legislador porteño Oscar Zago, José Luis Giusti (auditor porteño) y también un ex diputado que había emigrado de la política, como Cristian Caram, ex socio de Aníbal Ibarra hasta las elecciones de 2003, cuando enfrentó en las urnas al destituido mandatario y llevó a la UCR a un bochornoso 2%.

  • Internas

    Como si fuera poco para un partido desactivado en el distrito, pero que supo ser el brazo fuerte del gobierno de Raúl Alfonsín, hay otro sector que reclama internas y propone que el candidato a jefe porteño sea Guillermo Moreno Hueyo (ex funcionario de Fernando de la Rúa y de Enrique Olivera en la Capital Federal).

    Los macristas, Radicales Para el Cambio, entregaban ayer su petitorio fundamentando que «en los últimos años ha quedado demostrado que el radicalismo es mucho más que el sello formal de la UCR» y que «sus banderas históricas, sus principios y su conducta republicana nada tienen que ver con las apetencias, las miserias y las peores prácticas que hoy caracterizan a buena parte de la dirigencia».

    Cuestionaron que «ante la inminencia de las elecciones de la Ciudad y una vez más encerrados entre las cuatro paredes de la soledad en la que la sociedad los ha dejado, los dirigentes responsables de la desaparición de la UCR como opción de poder se aprestan a colgarse del saco del candidato que les garantice algunos espacios en el actual Estado porteño», en referencia a Telerman.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar