UIA evaluó como "muy positivo" el encuentro con Cristina

Política

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, dijo que el encuentro que mantuvo con la Presidente Cristina de Kirchner y ministros del Gabinete nacional, "fue realmente muy positivo", calificación que fue compartida por el ministro de Economía, Axel Kilillof, al definir que la reunión fue "muy productiva".

Los industriales pudieron plantear al Gobierno casi todos los problemas que les aqueja: desde la caída de la actividad, el problema de la inflación, los costos indirectos (tasas municipales y financieras); la caída de las exportaciones en particular hacia Brasil, entre otros. Aunque, el tema más urgente es el de las negociaciones paritarias.

En este sentido, los industriales se llevaron una definición importante de la Presidente: el Gobierno no intervendrá en las negociaciones paritarias y por lo tanto estas "serán "responsabilidad de los empresarios y los sindicatos", dijo el vicepresidente de la central fabril, Juan Carlos Sacco.

"Ustedes pueden dar el 50% de aumento si quieren pero olvídense de transferirlo a los precios", les aseveró Cristina. Esta definición fue bien recibida por los industriales ya que, si bien no fija un techo, en la práctica se interpretó como un respaldo oficial a que los aumentos "sean razonables".

Asimismo, la Jefa de Estado les advirtió que "no usen como testigo lo que se vaya a acordar con los docentes porque sino luego se traslada a precios". Si bien en ningún momento se habló de porcentajes los empresarios se fueron con la impresión de que el Gobierno mejorará la oferta a los docentes, pero también que se debe descartar que el porcentaje indique un techo. Cabe recordar que los docentes piden una suba salarial superior al 60% y que la última propuesta oficial en 18 meses era del 31% de suba.

El Gobierno hoy está en condiciones de controlar los costos de los sectores productivos, ya que desde hace más de dos años vienen presentando ante el Ministerio de Economía sus estructuras de costos y esta situación no es desconocida por los sindicalistas.

Con esta postura oficial de mostrarse prescindente de las negociaciones salariales la puja queda en manos de los empresarios y gremios. Las empresas evaluarán si están dispuestAs a ceder rentabilidad en beneficio de sus trabajadores en tanto, los gremios se enfrentaran ante la disyuntiva de que si solicitan porcentajes que no pueden ser absorbidos peligran los puestos de trabajo o incluso el futuro de la compañía. Esta situación en particular tiene muy preocupadas a las pymes.

En este sentido, los industriales indicaron que existen costos que ellos no manejan como son los distintas tasas que suelen cobrar el sector bancario (por préstamos) como asimismo tasas municipales. Al respecto, y dado la incidencia que tiene el transporte en la estructura de costos, se mencionó el impuesto que algunos municipios cobra sobre el litro de combustible, como es el caso del Partido de Vicente López. En ambos casos estos reclamos obtuvieron la aprobación de Cristina dejando entrever que, en aquello que esté en manos del Poder Ejecutivo se intentará solucionar.

• Freno de la actividad

"El tema del impuesto afectó a los autos de alta gama, en los otros sectores la posible baja de producción se debe a algunos aumentos de precios debido a la devaluación y una tasa de interés más alta", señaló Cristiano Rattazzi. Al respecto, el ministro de Economía, dijo que se llegó con las terminales a "un acuerdo sobre los modelos alcanzados por el impuesto que representan un porcentaje muy menor de los autos que se venden en el país". La ministra de Industria, Débora Giorgi, ratificó lo dicho por Kicillof al indicar "es solo 4,21% los autos alcanzados por el tributo".

Más allá del tema del impuesto, el ministro de Economía señaló que "las cuestiones del sector automotriz tienen otra causa y, también hemos llegado a un acuerdo en esto (con las terminales), la caída fuerte de la demanda de otros mercados". Al respecto, el titular del Palacio de Hacienda confirmó lo anticipado por ámbito.com que la semana que viene se reunirá con las automotrices. Asimismo, serán convocados el sector de motos y embarcaciones que fueron afectadas por el impuesto interno.

Por otro lado, Sacco informó que la semana entrante tiene previsto un encuentro con autoridades para analizar la situación de los seguros medioambientales, que es un reclamo fuerte de las pymes, por el alto costo que insumen.

Héctor Méndez al término del encuentro en la conferencia de prensa que brindó acompañado de los ministros de Economía e Industria, señaló que "si bien pudimos tener alguna diferencia, lo más rescatable es el diálogo que vamos a seguir teniendo".

A lo que Sacco añadió que la línea de trabajo propuesta por el Gobierno es "aumentar las exportaciones, mantener y, si se puede, ampliar la plantilla de trabajadores y, por último, hacer crecer el mercado interno. Kicillof, anticipó que se registró un "avance sustancial en el diálogo que se plasmará en proyectos de ley".

La Presidente Cristina de Kirchner convocó este viernes a la cúpula de la UIA y participaron del encuentro además de su titular, Daniel Funes de Rioja, Juan Carlos Sacco, José Urtubey, Guillermo Moretti, Cristiano Rattazzi, Guillermo Padilla, Adrián Kaufmann y Luis Betnaza.

Por parte del Gobierno estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y los ministros de Economía, Axel Kiciloff, de Industria, Débora Giorgi, de Trabajo, Carlos Tomada, y de Planificación, Julio De Vido. También está presente el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario