Votan esta semana sumar las condenas

Política

El Senado tiene previsto convertir en ley el miércoles una de las medidas clave para combatir la inseguridad: acumular las penas cuando se castiga a un delincuente con más de una condena. Esta norma, que prevé un máximo de 50 años de prisión, sumados los crímenes cometidos, es un reaseguro contra los recursos garantistas que adelanten la liberación de un condenado. En el mismo paquete de leyes, se incluirá la que restringe la libertad condicional para cadena perpetua (con un mínimo de 35 años) y elimina este beneficio para quienes cometan delitos aberrantes (como violaciones o secuestros). El resto de las iniciativas, por ejemplo la disminución de la edad de imputabilidad a 14 años, seguirá demorado, tal cual lo adelantó este diario. León Arslanian comienza hoy a reclutar 2.000 agentes para la nueva Policía Bonaerense.

El Senado tiene previsto convertir en ley este miércoles iniciativas clave contra la inseguridad que forman parte del paquete Blumberg. Los proyectos incluyen desde la supresión de la libertad condicional para delitos aberrantes hasta la instauración de cadena perpetua efectiva para los denominados crímenes sexuales, pasando por la sumatoria de castigos hasta 50 años cuando existan varias violaciones simultáneas al Código Penal.

Es probable que el Ministerio de Justicia comience a remitir esta semana textos legislativos que forman parte del plan de Seguridad que lanzó Gustavo Béliz hace 15 días. Sin embargo, tendrán que esperar turno en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara alta, ya que esa dependencia -que comanda Jorge Agúndez (UCR-San Luis)- deliberará mañana para sacar dictámenes de las propuestas que vienen de Diputados, entre ellas las que fijan parámetros para el concurso real de delitos.

Los legisladores analizarán los proyectos que apuntan a limitar la libertad condicional, al poner un tope de 35 años para acceder a ese beneficio, y establecer reclusión perpetua para los casos de robos, secuestros y violaciones seguidas de muerte.

La mo dificación del artículo 13 del Código Penal cuenta con el aval de oficialistas y opositores (ya fue votado aquí y vuelve con algunos retoques de Diputados). En la Cámara baja, establecieron
un mínimo de 35 años en cautiverio para lograr el beneficio de la libertad condicional, en lugar de 20 como en la sanción original.

• Polémicas

Tampoco habría demasiadas disidencias en cuanto a la nueva cláusula que fija perpetua (sin libertad condicional) a quienes cometan robos, secuestros y violaciones seguidas de muerte, cuya autoría corresponde a Carlos Ruckauf.

El tercer proyecto, una iniciativa de la diputada pierrista
Mirta Pérez, es el que despierta mayores polémicas entre los senadores, pues alienta cambios en el artículo 55 del Código Penal para establecer la sumatoria de condenas hasta un tope máximo de 50 años, en lugar de los 25 años que hoy contempla el mencionado código.

Mientras se espera en el Congreso la llegada de los proyectos del Ejecutivo sobre la baja de la edad de imputabilidad y la creación del juicio por jurados, podrían adelantar en la Cámara alta un despacho de comisión para
la creación de fiscalías barriales en la Capital Federal, que fue aprobada la semana pasada en la otra ala parlamentaria.

• Reclamo

Los senadores reclamarán a Diputados que no archiven la ley contra el juego ilegal, entre otras cosas, porque esa norma les permitirá a las provincias recaudar, vía multas, a quienes comercialicen apuestas clandestinas, fondos para aumentar los recursos de las policías del interior y, de esa forma, combatir la delincuencia.

En la Cámara baja, todavía no se trató ni siquiera en comisión esta iniciativa que fue aprobada en el Senado hace casi tres semanas.

Hay otros proyectos importantes en carpeta en la Cámara alta que serán considerados en las próximos días, y que tienen que ver con la forma de anticipar la comisión de ilícitos.
María Cristina Perceval (PJ-Mendoza) presentó su proyecto sobre prevención de la explotación sexual de niños y adolescentes en el turismo, en el marco de un foro internacional organizado en forma conjunta por el Senado, la Asociación de Ejecutivas de Empresa Turísticas (AFFET) y el Instituto Federal de Estudios Parlamentarios.

En uno de los principales puntos de la iniciativa, se establece que los prestadores de servicios de turismo deberán informar a sus clientes de las consecuencias legales comprendidas en el Código Penal en relación con este tema. La Secretaría de Turismo de la Nación deberá supervisar e inspeccionar las actividades de promoción turística con el objeto de prevenir y denunciar la prostitución, el abuso sexual o la explotación de niños y adolescentes en el sector. Además
deberá denunciar y sancionar a las personas físicas o jurídicas que violen las disposiciones de ley con multas, todavía no consensuadas.

• Código de conducta

Asimismo, la secretaría podrá delegar la función de vigilancia y control en los gobiernos provinciales y municipales, o ejercer la facultad de supervisión e inspección en forma conjunta y coordinada con las autoridades del interior. La dependencia que gerencia Enrique Meyer tendrá que redactar un código de conducta dentro de los 180 días de la entrada en vigencia de la ley, respetando lo establecido por la Declaración de la Organización Mundial del Turismo sobre la Prevención del Turismo Sexual Organizado (El Cairo, 1995), que será de estricto cumplimiento por las personas físicas o jurídicas.

Dejá tu comentario