24 de diciembre 2004 - 00:00

"¿Y si el candidato a senador soy yo?"

Carlos Menem volvió a pisar territorio riojano después de ocho meses de exilio político. La gente pujó por llegar hasta el ex presidente desbordando la seguridad prevista para su retorno.
Carlos Menem volvió a pisar territorio riojano después de ocho meses de exilio político. La gente pujó por llegar hasta el ex presidente desbordando la seguridad prevista para su retorno.
«¿Y si el candidato soy yo a senador?», dijo ayer Carlos Menem en La Rioja cuando se le preguntó a quién votaría, si a Chiche Duhalde o a Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires, desnudando una alternativa ya analizada en su círculo íntimo.

El ex presidente se sometió a un reportaje por Crónica TV en Anillaco, su ciudad natal, donde insistió con la idea del frente opositor a Kirchner, en el que podrían estar incluidos Ricardo López Murphy, Adolfo Rodríguez Saá, Luis Patti -»que ustedes vieron que me acompañó en el avión», dijo-y, tras hacer una pausa, mencionó también al bonaerense Aldo Rico.

En medio del verde del césped de un campo de golf, Menem sostuvo que con el ex presidente Duhalde las relaciones están «congeladas», pero con humor advirtió que en ese estado «a veces las cosas se conservan mejor». El ex mandatario cuestionó de pasada al ministro del Interior, Aníbal Fernández, sobre quien sostuvo: «Si yo no tengo lugar para hacer política en la Argentina, menos lo tiene él; y él sabrá por qué». Menem hizo estas declaraciones en su primer día en La Rioja tras la ausencia de nueve meses en Chile, en una jornada que dedicó, por la mañana, a jugar al golf en un campo de la capital provincial,-bajo un sol pleno y con más de 40 grados a la sombra.

Volvió a reiterar cifras del tiempo en que entregó su gobierno -en 1999-, preguntándose por qué se demonizaban esos más de 10 años de gestión. Y recordó en particular a uno de sus críticos, el gobernador Felipe Solá, señalando que «estuvo desfilando durante nueve años en La Rural, en un auto descubierto, a mi lado, y resulta que ahora dice que no me conoce».

Precisó que la Argentina creció 60 por ciento en esos años y hubo más de 200 mil millones de dólares en inversiones, con récord de producción en automóviles, electrodomésticos y créditos cuando entregó la banda y el bastón de mando a Fernando de la Rúa, que lo sucedió en 1999, hace cinco años. Apuntó y disparó sobre la acefalía del Consejo Nacional del PJ, razón por la que se debe llamar a internas para elegir autoridades. Exactamente lo mismo que reclamó ayer Adolfo Rodríguez Saá al reasumir como titular del PJ de San Luis.

Fue particularmente cuidadoso al hablar de
Duhalde, sobre quien dijo no tener una opinión formada. Y agregó: «Hay situaciones difíciles de analizar; por eso se imponen las internas en el Partido Justicialista». Fue cuando entre las candidaturas a senadoras de Chiche y Cristina preguntó qué pasaría si él fuera el candidato en Buenos Aires.

Dejá tu comentario

Te puede interesar