Finanzas

Qué esperan los analistas económicos para esta semana

La atención seguirá estando sobre la necesidad de definiciones del equipo económico del presidente electo Alberto Fernández. En tanto, las variables a seguir de cerca son las brechas entre los tipos de cambio, el goteo de reservas del BCRA, la salida de depósitos en dólares y la tasa de política monetaria.

Luego de la victoria de Alberto Fernández en las elecciones presidenciales del 27 de octubre y a una semana de comenzada la transición en el poder, las miradas de los economistas y analistas del mercado están puestas en lo que suceda de acá al 10 de diciembre con algunas variables económicas fundamentales como el nivel de reservas del Banco Central, la tasa de política monetaria y la salida de depósitos en dólares, además de las novedades que surjan respecto al posible equipo económico que conformará el presidente electo y su plan para estabilizar la macroeconomía.

La consultora PxQ, dirigida por el exviceministro de Economía Emmanuel Álvarez Agis, plantea dos escenarios con respecto a la sangría de reservas al 10 de diciembre, cuando se efectivice el cambio de poder con la salida de Mauricio Macri y la asunción de Fernández. En el primero - optimista y con una transición ordenada- proyecta que las reservas brutas finalizarían en u$s42.637 millones y las netas en u$s11.537.

En cuanto a los depósitos en moneda extranjera, la consultora estima que la salida alcanzaría los u$s95 millones diarios (como en el promedio de octubre) y acumularía una baja de u$s1.016 millones.

Mientras que en el escenario pesimista, supone un ritmo de caída de depósitos en dólares de u$s420 millones diarios (promedio de salida entre las PASO y la primera versión del esquema cambiario).

En ese caso y manteniendo el supuesto de que los encajes seguirían representando el 42% del stock de depósitos, considera que la caída acumulada al 10 de diciembre sería de u$s4.586 millones. De esta manera las reservas quedarían en u$s37.506 millones y las netas en u$s10.389 millones.

Para la correduría Portfolio Personal Inversiones (PPI), con el nuevo “súper ajuste” a las compras permitidas de dólares para atesoramiento, el goteo de reservas en las próximas semanas sólo se reduce a dos variables: lo que se vaya por pagos de deuda y el comportamiento de los depósitos en dólares.

En ese sentido, destacan que esta semana el Gobierno deberá afrontar el pago de intereses del bono AY24 (Bonar 2024) por un monto deu$s290 millones. Mientras que por el lado de los depósitos, esperan que continúe la caída pero a un ritmo bastante menor que en las últimas semanas.

Tasas de interés

Luego de que la semana pasada el Comité de Política Monetaria (COPOM) decidiera reducir el piso de la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) de 68% a 63% a partir de noviembre, con la intención de reducir el stock y la carga de intereses, desde la consultora PxQ esperan que la tasa sufra una caída y se reduzca el stock de plazos fijos.

En tanto, desde PPI señalaron que el descenso de la tasa le permite al BCRA ampliar la base monetaria en noviembre en el 2,5% con respecto a octubre, lo que sumaría mayor liquidez al mercado.

“Acá el mayor temor que hoy existe, y dadas las necesidades actuales, es la vuelta de la emisión con el nuevo gobierno y lo que ello implica sobre los precios. Por ahora se espera una caída en las tasas de interés, pero lejos de esperar que se desplomen”, remarca la correduría.

Y concluye al afirmar que “debería ser un objetivo mantener las tasas reales positivas, aunque en caída con respecto a las quizás esperadas hace un mes, para mantener cierto control sobre los precios”.

Dólar oficial y brecha

El endurecimiento del cepo cambiario a partir del resultado electoral del 27 de octubre trajo como consecuencia la ampliación de la brecha entre el dólar oficial y los dólares “libres” como el blue, el dólar bolsa y el contado con liquidación.

Cabe recordar que el cepo hard que permite el atesoramiento para personas físicas de hasta u$s200 mensuales fue profundizado las semana pasada por parte del Banco Central.

El jueves pasado la autoridad monetaria decidió establecer en u$s50 el monto máximo por operación que podrán otorgar los bancos como adelantos en efectivo a tarjetas en el exterior. Se trata de una norma que regirá para operaciones vinculadas con la participación en juegos de azar y apuestas, y la transferencia de fondos a cuentas de inversión en administradores de inversiones radicados el exterior.

En ese marco, durante la primera semana del endurecimiento de las restricciones cambiarias el dólar descendió $1,65 a $63,35 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito.

“El nuevo esquema tiene como consecuencia que se amplíe la brecha. Sobre el final de la semana pasada se hizo evidente esta situación y la brecha llegó al 35%”, destaca PxQ en referencia al spread entre el dólar oficial y el contado con liquidación.

Por su parte, la correduría PPI observa que con el nuevo “súper ajuste” a las compras permitidas en dólares para atesoramiento, “la brecha se mantenga alcista” aunque no estiman una disparada de la misma.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario