Ambito Nacional

Salvador-Magario: fusibles del otro cambio de Gobierno

Luego de las elecciones, la foto de la transición se convirtió en el fetiche de los medios. Pasó el recibimiento de Mauricio Macri a Alberto Fernández, el de la gobernadora María Eugenia Vidal a Axel Kicillof y también, claro, le llegó el turno al plano legislativo. Sin tanta cobertura, el encuentro entre la futura presidenta del Senado bonaerense, Verónica Magario, y el saliente vicegobernador Daniel Salvador, dejaron algunos puntos clave para entender la situación de la provincia.

En ambos encuentros bonaerenses, Kicillof y Magario, estuvieron acompañados la senadora Teresa García, figura clave y con amplia experiencia en el territorio. Su presencia fue clave para entender la situación que atravesó la Cámara alta de la provincia durante el mandato del radical.

Como se sabe, la poca actividad legislativa es una de los principales cambios que quiere generar Magario. Y para eso ya hay una batería de iniciativas que, de a poco, comenzarán a tomar forma para poder acompañar, en lo posible, la gestión de Kicillof en la provincia.

“Es crucial que se reactiven las comisiones y que se vuelvan a poner en valor un montón de necesidades que tienen los bonaerenses. Durante las recorridas, Axel y Verónica escucharon a todos los intendentes y a la gente. Saben qué es lo que es necesario. Pero para eso también tenemos que activar un montón de leyes”, sostiene un diputado provincial de la tercera sección.

En este sentido, Magario expresó luego de la reunión con Salvador, que “nuestra mayor responsabilidad en este momento es poder saber en qué situación estamos para ver cómo arrancamos a partir del 10 de diciembre. Los números no son alentadores. Es por esto que la Legislatura tiene que estar acorde con el nuevo Gobierno provincial y, por supuesto y fundamentalmente, una Legislatura acorde con la solución de las necesidades de los bonaerenses”. La designación de jueces y el Presupuesto 2020 fueron los temas cruciales del encuentro.

Por su parte, Salvador no quedó contento con la frase de Kicillof sobre el estado de “tierra arrasada” de la provincia. Y al respecto, sostuvo que “está lejos de la realidad: cualquiera que transita Buenos Aires sabe que infraestructura hoy es infinitamente superior a lo que recibimos”. En respuesta, el mismo edil de la tercera suma más pólvora para dejar en claro que “habría que decirle a Salvador que salga del Senado. Estuvo cuatro años sentado en su despacho, ofició de radical amigable y no caminó ni una cuadra de la provincia. La gente pide comida”. Magario no la tendrá fácil. El Senado cuenta con mayor representatividad de Juntos por el Cambio. Aunque habrá que ver de qué manera se mueve el radicalismo en su rol de oposición.

Al igual que los mandatarios nacionales y provinciales, los intendentes no quisieron perderse la imagen de transición y en municipios como Quilmes y Morón, jefes municipales como Martiniano Molina y Ramiro Tagliaferro se dejaron fotografiar con sus sucesores Mayra Mendoza y Lucas Ghi, respectivamente.El hombre de Nuevo Encuentro, quien detuvo el corte de boleta en el oeste del Conurbano, se mostró satisfecho con el encuentro pese a que “me hubiese encantado que se dé una transición como la de 2015, cuando los roles estaban invertidos. Nosotros fuimos prolijos entonces. Ahora los sueldos de octubre ya se acreditaron mal y también habrá inconvenientes en corto plazo”, remató el intendente electo, Lucas Ghi.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario