Ambito Nacional

Santa Cruz: Alicia Kirchner busca extender 28 años de kirchnerismo

En pos de reelegir, enfrenta un doble desafío, por la polémica Ley de Lemas: debe vencer en el duelo interno del Frente de Todos (el intendente de El Calafate, Javier Belloni, es el mayor contrincante) y a la vez sumar más votos que el principal lema opositor, en el que el radical Eduardo Costa va por su 4° intento consecutivo, con tibio apoyo de Mauricio Macri. Festival récord de 57 boletas.

Hilvanada y en simultáneo a la estelar PASO nacional que tiene a Cristina de Kirchner como precandidata a vicepresidente, Alicia Kirchner intentará el domingo cosechar su reelección y garantizar así otros cuatro años de poder para el kirchnerismo, que nació en Santa Cruz y comanda los destinos provinciales desde 1991.

Para ello deberá superar un doble desafío, por la vigencia de la polémica Ley de Lemas: tendrá que vencer en la pulseada del Frente de Todos a otros dos candidatos a gobernador (el intendente de El Calafate, Javier Belloni, y el dirigente petrolero Claudio Vidal) y, en paralelo, lograr que su lema coseche más votos que el del principal sello opositor, Nueva Santa Cruz, donde marcha en punta el senador nacional radical Eduardo Costa, auspiciado (con tibieza) por la Casa Rosada y en su cuarto intento consecutivo por acceder a la gobernación.

En despachos nacionales hablan de “paridad” entre ambos frentes y muestran arriba en intención de voto a Costa, de relación zigzagueante con Mauricio Macri. Un potencial triunfo suyo sería un fuerte golpe de efecto en el pago chico de Cristina de Kirchner, luego además de la victoria de Cambiemos sobre el Frente para la Victoria en las elecciones parlamentarias de 2017.

“El 70/75% de los santacruceños no quiere a los kirchneristas gobernando cuatro años más la provincia”, enfatizan.

Pero en el Frente de Todos confían en un triunfo cómodo de esa coalición sobre la ex Cambiemos, aunque previsiblemente tanto desde el entorno de la exministra de Desarrollo Social como del de Belloni -un intendente K que se desmarcó bajo la bandera de la renovación- los muestran arriba en intención de voto y con una brecha chica entre ambos peronistas.

El festival récord de 57 boletas en el cuarto oscuro -consecuencia del mix de Ley de Lemas más la PASO nacional- augura un lento recuento de votos el domingo que dilataría las definiciones provinciales, máxime si se confirma la expectativa respecto de una potencial elección reñida.

p16-santacruz.jpg

En 2015 Costa fue el candidato a gobernador más votado. Pero Alicia Kirchner se impuso en su lema y fagocitó así los sufragios conseguidos por el exmandatario Daniel Peralta. Hoy el escenario mutó: Peralta va por fuera con sello propio (dispersará el voto peronista) y Costa se aggiornó estratégicamente, al contar con siete sublemas a gobernador que en los hechos recaudarán votos a su favor.

Tras desdoblar la elección a gobernador para superponerla con la PASO nacional, la mandataria intentó sin éxito pegar su boleta al tramo presidencial de Alberto Férnández-Cristina de Kirchner, pero se lo bochó la Cámara Nacional Electoral por tratarse de comicios de distinta naturaleza. Sin embargo, de todas formas apuesta a cosechar el arrastre desde arriba de la ex Presidente, que conserva un fuerte caudal electoral en la tierra natal de Néstor Kirchner y que votará el domingo en tierra santacruceña.

La elección local (gobernador y vice, diputados provinciales y diputados por pueblo) se dará entonces en simultáneo a la PASO nacional presidencial y parlamentaria (el vicegobernador Pablo González encabeza la lista a la Cámara baja), en un distrito que renovará el 27 de octubre dos diputados nacionales.

Ese 27-O habrá además otra votación de carácter local: se dirimirán elecciones a intendente, una estrategia febrilmente negociada que abre la puerta a varios candidatos hoy a gobernador que son jefes comunales a pelear potencialmente ese día su reelección, en un Plan B electoral.

Con ese telón de fondo, ayer la gobernadora cerró la campaña del sublema Acuerdo Santacruceño con una “Caminata hacia el futuro”, en la capital provincial, rodeada de candidatos y funcionarios.

En las últimas semanas la mandataria hizo foco en que logró “ordenar” la provincia y sin despidos, luego de haber recibido -dijo- una herencia de Peralta de un déficit fiscal de $6.700 millones, que se tradujo en que buena parte de la gestión estuvo marcada por duras protestas gremiales por el deterioro salarial.

Por su parte, Costa apeló a una caminata con vecinos en el barrio Belgrano Costa, en Río Gallegos. “El domingo Santa Cruz le va a decir basta al modelo K y se va a poner de pie para frenar el saqueo, la corrupción y el abandono que están haciendo en la provincia”, disparó.

En tanto, Belloni desplegó una ruidosa caravana de vehículos, también en la capital provincial. “La gente está pidiendo un cambio y nosotros somos la renovación”, enfatizó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora