Cepo se endurece, el mercado se reinventa

Secciones Especiales

A menos de una semana del anuncio oficial que ordena subir del 15% al 20% las retenciones a cuenta de Ganancias o Bienes Personales e incluye las compras de paquetes turísticos y servicios de transporte en el extranjero que se hagan desde la Argentina (aunque la factura se pague en pesos y en efectivo) todavía hay mucha incertidumbre.
Algunos operadores, los más grandes, consideran que aun con el recargo del 20% la gente seguirá viajando. "Más allá que al principio no pudimos operar, estos días los teléfonos no dejaron de sonar. Primero la gente quiso informarse, conocer más sobre los nuevos anuncios, pero inmediatamente muchos clientes empezaron a consultar sobre costos y planes en cuotas. Muchos de nuestros pasajeros frecuentes quieren cerrar los viajes que tienen previstos para toda la temporada.
El argumento de ellos es simple: consideran que los controles se van a intensificar, y piensan que la idea del Gobierno es acercar cada vez más el dólar turista (hoy a $ 6.10) al dólar "blue" (hoy arriba de los $ 8). Además en la ecuación total, costo en pesos, en cuotas, la diferencia no se siente, menos teniendo en cuenta la inflación que hay en la Argentina", asegura un operador con oficinas en el microcentro porteño.
Panorama desalentador
Pero para las agencias más austeras el panorama es desalentador. "Muchos estamos pensando en cerrar porque no nos dan los números. La ganancia del viaje de cabotaje es irrisoria y el turismo receptivo pasa su peor momento. Si no tenemos la suerte de vender productos al exterior que dejen un margen más importante, la ecuación no nos cierra", reconoce la dueña de un local de viajes en la ciudad de Córdoba.
"El segundo semestre del año pasado y los primeros meses de 2013 nos estabilizamos, supimos aprovechar el momento (los operadores estaban exentos del 15%) y registramos récords de facturación, vendiendo inclusive productos que hasta ese entonces no comercializábamos. Invertimos para crecer, para expandirnos, trabajamos con operadores nacionales, hicimos alianzas con prestadores de servicios en el exterior. Ahora con las nuevas medidas tenemos que empezar otra vez de cero. Es desgastante, frustrante", concluye.

Dejá tu comentario