Política

Sergio Burstein: "Establecer que Hezbollah es terrorista es una declaración de guerra al Líbano"

El ex esposo de Rita Worona, fallecida a los 37 años en el ataque a la mutual judía, renovó su pedido de Justicia y criticó las últimas medidas del Gobierno de Mauricio Macri. "Ponen palos en la rueda para no avanzar" en la investigación, advirtió. Rechazo al nuevo fiscal de la Unidad especial, Sebastián Basso.

Sergio Burstein, familiar de una víctima del atentado a la AMIA, renovó su pedido de Justicia a 25 del atentado y criticó duramente las últimas medidas adoptadas por Mauricio Macri referidas a la lucha contra el terrorismo.

“Establecieron como organización terrorista a Hezbollah, que ni si quiera figura en la ONU, y que es parte del Gobierno del Líbano. Tiene tres ministerio y 14 escañaos en las Cámaras y son integrantes de un Gobierno. En definitiva, esto es casi una declaración de guerra. Esto afecta a la comunidad árabe-musulmán, que dicen a que luego de 25 años del atentado se sienten perseguidos, estigmatizados y señalados como terroristas, cuando son una comunidad en paz”, alertó el ex esposo de Rita Worona, fallecida a los 37 años en el ataque.

“El Gobierno de Macri en conjunto con dirigentes de la comunidad judía ponen palos en la rueda para no avanzar” en la investigación, agregó Burstein, quien también cuestionó la tarea del nuevo fiscal de la Unidad AMIA. “Sebastián Basso llegó para tapar la causa, encubrir y cerrarla”, sentenció.

Periodista: ¿Por qué cree que el gobierno incluyó al Hezbollah en el listado de grupos terroristas?

Sergio Burstein: Ante el 25 aniversario trabajaron a destajo para poder satisfacer las solicitudes que le hace la dirigencia comunitaria argentina judía, la DAIA, y ante el gobierno de Donald Trump. Nuevamente Macri circunscribe (el atentado) a la comunidad judía, cuando fue un hecho que le ocurrió a la Argentina, a todos. Y señala a parte del Gobierno del Líbano sin pasar por el Congreso. Nos metió a todos en la misma bolsa. Como dicen en la comunidad árabe, esto es una declaración de guerra.

P.: ¿Es necesario que pase por el Congreso?

S.B.: Se está creando un conflicto con otro gobierno. Ni en la Justicia argentina hay una sola prueba contra el Hezbollah. Son todos informes de inteligencia, al igual que contra los iraníes. No los defiendo, yo no defiendo a Hezbollah ni a Irán, ni a nadie. Lo que quiero es la verdad verdadera, fundada en pruebas judiciales, como pidió (Rodolfo) Canicoba Corral a (Alberto) Nisman.

(Nota del redactor: El juez federal había exigido dos veces al fallecido exfiscal de la Unidad AMIA en el marco del Memorando con Irán que transforme los informes de inteligencia en pruebas judiciales porque si en algún momento debía indagar a los sospechosos iraníes tendría serios inconvenientes para procesarlos).

P.: El nuevo fiscal de la Unidad AMIA, Sebastián Basso, dijo que el “principal sospechoso” Salman Raouf Salman del ataque a la mutual podría estar escondido en Líbano?

S.B.: Lo que dijo no tiene vergüenza. Por favor, que no venda más humo. Es un títere de Macri y la Procuración. Basso llegó para tapar la causa, encubrir y cerrarla. Para no hacer nada. Nosotros (los familiares) tuvimos hasta la foto de la puerta donde vive o vivía en Líbano. Es algo que sabemos hace años ¿qué nos viene a contar? Esto no es ninguna novedad. Lo que Basso no dice es qué pasó con la oficina encargada de investigar: la cerraron. Están desguazando la Unidad Fiscal AMIA. La UFI está para no hacer nada. Hace años que sabíamos que vivía en Líbano, que no era colombiano, pero como no tienen nada, venden humo. Este fiscal no conoce a ninguno de los familiares, nunca citó a uno a la UFI.

P.: ¿Cree que para este Gobierno nacional la búsqueda de justicia por la AMIA es una prioridad?

S.B.: No, creo que busca encubrir. La prueba es que operaron en el Ministerio de Justicia para que no acusen a (Eamon) Mullen y (José) Barbaccia. Y que estos tipos (del Gobierno) establecen medidas por decreto y promocionan el juicio en ausencia, algo que es inconstitucional y que ni siquiera pasó la revisión en el Colegio de Abogados porque ni lo trataron. No se puede establecer una ley con retroactividad para juzgar a quienes nunca fueron indagados. No se puede juzgar a una persona en base a informes de inteligencia, no pueden seguir avanzando en una causa para tatar de satisfacer las necesidades de los gobiernos de Israel y Estados Unidos porque son tus aliados. No quieren buscar la verdad porque por acción u omisión los implica. El Gobierno de Macri en conjunto con dirigentes de la comunidad judía ponen palos en la rueda para no avanzar.

(N. del R.: Los abogados de la Unidad AMIA, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a cargo de Germán Garavano, no solicitaron penas para los ex fiscales Mullen y Barbaccia en la causa por el encubrimiento del atentado. Luego, en el juicio, fueron condenados a dos años de prisión condicional).

P.: ¿Usted cree que se debe reactivar la idea de indagar a los iraníes en un tercer país?

S.B.: Cuando Rafael Bielsa era canciller y Eduardo Valdés su jefe de Gabinete ya se había establecido Marruecos como país para llevarse a cabo. Luego, se volvió a intentar con el Memorando. Pero a muchos políticos y dirigentes no les importan las víctimas, y meto a todos en la bolsa, no hago partidismo por nadie. La muerte de Nisman y lo que pasó con el Memorando fueron desvíos para no seguir avanzando en la búsqueda de verdad y proseguir en la causa.

P.: ¿Qué pasó con la investigación después la muerte de Nisman?

S.B.: Más allá del dolor de lo que produjo lo de Alberto se había empezado a avanzar con el destierro de que Ibrahim Berro se había inmolado, pero cuando se avanzó, desguazaron la Unidad y a cada uno de los fiscales (Juan Patricio Murray, Sabrina Namer, Patricio Sabadini y Roberto Salum, Leonardo Filippini) los enviaron a distintos lugares. Hoy, con Basso vuelven a revisar lo de Berro, pero no aparecen pruebas concretas.

P.: ¿Cómo se prepara para escuchar las sirenas del 18J?

S.G.: Si no me brota una lágrima, me pongo mal. Hacía mucho tiempo que no me pasaba. Anuncian con bombos y platillos el gran acto en Pasteur 633 y luego en Casa de Gobierno, con la llegada el secretario de Estados de Estados Unidos (Mike Pompeo), y para ellos es el 18 de julio. Para los familiares, 18 de julio son todos los días. Hace 25 años que la bomba sigue estallando. La indiferencia y el olvido nos siguen matando todos los días.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario