Batalla tecnológica: empresas estadounidenses piden a Trump que dé marcha atrás

Tecnología

Donald Trump dió la orden ejecutiva de prohibir a las compañías estadounidenses mantener negociaciones con la plataforma WeChat, de la empresa china Tencent. Esto encendió una alarma de preocupación en las empresas norteamericanas que trabajan con el gigante asiático.

Cada medida que se anuncia con relación a la guerra comercial entre EEUU y China muestra que la tecnología es el campo de batalla. Desde que se conoció la orden ejecutiva del presidente Donald Trump de prohibir a las compañías estadounidenses mantener negociaciones con la plataforma china WeChat se encendió una alarma de preocupación en las empresas norteamericanas que trabajan con el gigante asiático. Ahora temen un impacto negativo y piden al primer mandatario dar marcha atrás.

Si bien a WeChat se la conoce popularmente como el “Whatsapp chino” en realidad se trata de una superaplicación que reúne la vida social, laboral y financiera en una sola plataforma. Se usa para hablar, comprar, enviar dinero, pedir un taxi, jugar juegos, compartir fotos, entre tantas otras más funciones. Con las restricciones del Partido Popular en su internet, hoy esta aplicación se trata del nexo digital entre China y el resto del mundo. Su empresa matriz Tencent está valorada actualmente en alrededor de 69.000 millones de dólares, lo que la convierte en la octava empresa más grande del mundo, según Bloomberg. Este año la aplicación alcanzó los 1.200 millones de usuarios activos y es el principal puente de comunicación para que muchos ciudadanos chinos puedan comunicarse con sus familiares en plena pandemia.

Pese a que Donald Trump firmó las órdenes ejecutivas prohibiendo las “transacciones comerciales” con dicha plataforma china aún quedan ciertas dudas sobre el alcance del anuncio. La principal confusión se debe a si se prohíbe el acceso a WeChat por parte de cualquier ciudadano estadounidense o bien el bloqueo es a todo tipo de negociación con la empresa matriz Tencent. En el segundo caso podría deberse a una situación comercial que ya atraviesa la compañía china Huawei y que generó un duro impacto en grandes fabricantes del sector de las telecomunicaciones. Sin embargo, en los últimos días, altos funcionarios de la administración Trump buscaron apaciguar las aguas y tranquilizar a las grandes empresas sobre la posibilidad de que dicho bloqueo no sea tan restrictivo. Incluso varios medios especializados en tecnología como TechCrunch consideran que esta medida se trata de una estrategia comunicacional de Trump más que una medida concreta que pueda llegar a desarrollarse.

Apple es una de las empresas que podría perder más con la prohibición de WeChat porque China representa una quinta parte de sus ventas. También depende de China para una gran parte de su fabricación, que podría verse afectada si el gobierno chino decidiera tomar represalias. Esta medida también afectaría a las empresas, desde grandes multinacionales hasta pymes. La Cámara de Comercio Americana en Shanghái entrevisto a 142 representantes de las compañías norteamericanas en suelo chino y un 88% de ellos coincidió que esta medida provocaría un impacto negativo a sus operaciones, mientras que un 56,3% afirmó que este paso llevaría a su pérdida de competitividad y un 41,5% prevé consecuencias negativas para sus ingresos.

Tencent tiene una gran participación en empresas estadounidenses y realizó inversiones millonarias en muchos sectores desde el videojuego 'Fortnite' hasta éxitos de taquilla de Hollywood. Es propietario de Riot Games, el estudio creador de dos de los juegos más importantes del mundo: "League of Legends" y "Teamfight Tactics". En 2015, la empresa china firmó un acuerdo por valor de 700 millones de dólares con la Asociación Nacional de Baloncesto, convirtiendo a la empresa en el socio digital exclusivo de la NBA en China. El presidente Donald Trump parece estar dispuesto a frenar el avance de este gigante tecnológico pese a que aún no está claro la cantidad de daños colaterales que esta medida podría desencadenar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario