16 de octubre 2009 - 21:00

"Hacer más con menos", la ley de oro de la Virtualización

Hacer más con menos, la certera definición de Geraffo sobre la virtualización.
"Hacer más con menos", la certera definición de Geraffo sobre la virtualización.
Entrevista por Carlos Pagura

"Virtualizar" es uno de los conceptos en boga para líderes y administradores de empresas. Un 80% de las firmas estadounidenses desarrollan sus tareas, casi por completo, bajo este paradigma. No se trata de un concepto nuevo, fue ideado por la multinacional IBM allá por los años ´70 y consiste en transformar los centros de datos en infraestructuras sumamente simplificadas de "informática de nube". La irrupción de nuevas tecnologías ha logrado que empresas como VMware reformulen la premisa bajo nuevas aplicaciones y utilidades. Rich Geraffo, General Manager para América Latina repite casi como un rezo la ley de oro que la rige: "Hacer más con menos". En un intervalo de su exposición en el Virtualization Forum 2009 desarrollado en el Hotel Sheraton, dialogó con ambito.com sobre sus impresiones de la situación actual y el futuro de esta tecnología.

Periodista: ¿Qué ventajas ofrece la virtualización de una empresa?

Rich Geraffo: Es una tecnología a disposición de los clientes. Un enfoque para ayudarlos a manejar sus centro de datos. La ventaja de la plataforma de VMware es que permite tomar toda la carga de trabajo de 100 servidores en sólo diez servidores. Algunas empresas gastan millones armando datas centers con miles de servidores físicos, cuando el verdadero valor está en comprimir toda la carga de trabajo, "Hacer más con menos", con los ventajosos ahorros en los presupuestos de inversión de capital.

P: ¿Dónde tienen incidencia esos ahorros?

RG: Los ahorros fundamentales se comprueban en tres ámbitos: menor cantidad física de servidores, lo que conlleva a necesitar de un menor espacio y a ahorrar una considerable cantidad de energía, es decir, electricidad. A su vez, derivan en menores costos operativos y un impacto considerablemente inferior al medio ambiente. Atenúa lo que se llama la "huella de carbono" (las emisiones tóxicas al ecosistema por el desmedido uso de energía).

P: ¿Cuánto tiempo puede llevarle a una empresa migrar de un sistema a otro?

RG: La migración de un sistema "físico" a uno "virtual" lleva entre 3 y 18 meses, depende del tamaño de la empresa, pero podríamos hablar de ese lapso de tiempo promedio. Lo llamo el "viaje de adaptación" del cliente. La primera etapa suele comenzar con los sectores más adaptados, como los servicio de impresión, que insume aproximadamente el 30% del tiempo de trabajo. La etapa siguiente, más compleja en aplicaciones, como por ejemplo los servidores de correo electrónico, el otro 70% .



Según datos de la empresa, que no duda en calificar el crecimiento como "impresionante", la presencia de MVware en Argentina abarca el 90% de la virtualización del mercado financiero, un porcentaje similar del mercado de retail, prácticamente la totalidad del mercado del petróleo y un 80% de las telecomunicaciones.


P: ¿Qué detalle podría dar acerca de los costos?

RG: Tenemos una variedad de precios, desde menos de u$s 1.000 por servidor para PyMES hasta u$s 6.000 para empresas de mayor envergadura. Depende de la necesidad. Después firmamos acuerdos por licencia en cuestión de uso. Lo más importante es tener dos datos claros: la inversión y el retorno de la inversión.

P: ¿Teniendo en cuenta que es un concepto surgido en los ´70, a qué atribuye su auge actual?

RG: IBM fue pionero con el término. Nosotros tomamos la idea y con el desarrollo de servidores que logró Intel, con quien tenemos alianzas estratégicas para crear las plataformas, durante los últimos 20 años el negocio explotó. La virtualización permite optimizar las inversiones realizadas, y cuando aparece algo nuevo se potencia mucho mas. Hace dos años no se pensaba en virtualizar las llamadas "aplicaciones críticas", ahora sí.

P: ¿Qué país lidera la tendencia de migrar hacia las nuevas tecnologías?

RG: EEUU es el país donde más se difundió, cerca del 80% de las organizaciones se maneja con la virtualización. Posiblemente por una combinación entre querer ser líderes y tener que reducir costos, las compañías financieras y las telefónicas encabezaron la tendencia. Hasta el 80 o 90% de las cosas que hacen están virtualizadas. Otros países con importantes tasas son Australia y Nueva Zelanda.

P: ¿Y qué puede decir de nuestra región?

RG: Hicimos una inversión considerable en América Latina. Lo tomamos como un caso atípico de crecimiento, porque se puede saltear todo un nivel de inversiones por la que no pasaron, que no se ha realizado en su momento, y sin embargo adoptar en buen modo la virtualización. Esta tecnología tiene la ventaja de desarrollarse en los países desarrollados como en los que están en desarrollo, porque toca un punto sensible: el ahorro de costos operativos y de capital.

P: ¿Pero es más difícil desarrollarlo aquí?

RG: No, no es más difícil, sucede que para desarrollar una curva de adopción se necesita tiempo. Por eso estamos haciendo inversiones. Pero incluso ahora los objetivos de la compañía, que eran ambiciosos, han sido sobrepasados. Vamos por más.

P: ¿Se manejan sólo en el sector privado?

RG: No, desarrollamos una significativa porción de los negocios con gobiernos locales y federales. En este sentido, recordemos que el gobierno de EEUU fue uno de los que adoptó la Internet en los ´70, fue uno de los pioneros. También las universidades y los gobiernos locales, quienes por ley deben reducir la "huella de carbono", y una de las formas es esta.


La empresa posee en el país centros de capacitación para el personal de las firmas que requieren el servicio, donde obtienen la certificación oficial en la tecnología MVware. Es un proceso de guía según la etapa de adopción. 


P: ¿Pero es posible realizar el salto sólo en algunos sectores de la empresa "física"?

RG: Es un buen punto. Tratamos de aconsejar a los directivos ser más agresivos en la adopción de esta tecnología, porque si bien el 80% de las empresas están de algún modo virtualizadas, a la vez sólo el 50% de lo que hace cada empresa lo está. Entonces la cuestión es cómo acelerar para que alcance a todos los ámbitos. Servidores de impresión, manejo de archivos, son los primeros en migrarse . Luego, en la curva se encuentran las aplicaciones criticas. Hay que acelerar más.


P: ¿Cuál considera que sería el próximo paso?

RG: El próximo paso sería que se pueda construir una infraestructura virtual con las ventajas de gestión, eficiencia, ahorro de energía y espacio, que se pueda manejar internamente. Incluso, que se pueda compartir. Es una iniciativa que tendrá gran crecimiento. 

P: ¿Y en futuro un poco más lejano, las empresas tomarán el "viaje a lo virtual" como un paso ineludible?

RG: Olvídelo, en el futuro las empresas nacerán virtualizadas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar