Por responsabilidad en Agricultura el fisco argentino pierde u$s70 millones diarios por exportaciones de granos

Agronegocios

La planta de San Lorenzo, operada por el Grupo Olio, está parada hace 5 días. Es porque nadie de la línea media del Ministerio de Agricultura cumplimenta el Registro Único para Operaciones Agropecuarias para que el grupo de capitales nacionales pueda exportar.

¿Complot? A esta altura y después de cinco días ninguna autoridad le da una respuesta a la empresa de capitales nacionales Grupo Olio por la traba administrativa que tiene bloqueadas su exportaciones de granos desde la planta de San Lorenzo, y que ocasiona una pérdida de u$s70 millones diarios para el fisco en concepto de retenciones.

“La verdad que esta chicana pequeña que estamos teniendo pero muy cara para toda la cadena productiva está en la línea administrativa y burocrática del Ministerio de Agricultura, tan simple y tan directo como eso”, explicó el CEO del Grupo Olio, Fernando Jurado, respecto a inoperancia administrativa del ministerio que conduce Luis Basterra.

Puntualmente, el Grupo Olio viene operando mediante un contrato de fasón la planta de Vicentin en San Lorenzo y este parate por la baja del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) genera una pérdida incertidumbre para los empleados de Vicentin y una pérdida millonaria para el Grupo Olio.

“Para una empresa que quiere apostar al país parecería que es poco dinero y es un montón. El impacto que esto tiene en toda la cadena comercial, desde el viernes y hasta que esto se pueda normalizar son 500 mil de toneladas de sojas, son 200 millones de dólares, que además 70 millones de dólares que son aportes al fisco por retenciones”, alertó Jurado sobre la pérdida para el fisco argentino.

En la misma línea, Jurado explicó que “tenemos un contrato de fasón con Vicentin en el cual su fuerza gerencial y laboral opera la planta y nosotros aportamos los granos y los productos que salen de la planta son los que llevemos y exportamos. Tenemos no solo el grupo de empleados de la planta de Vicentin sino que hay muchos productores que están muy preocupados porque no están pudiendo entregar la mercadería”.

Para tomar dimensión se estima que hay 800 camiones diarios de granos que no pueden descargar lo que representa que casi 100 productores estén esperando para entregar la mercadería y cobrar.

Según contó el CEO del Grupo Olio “un simple tilde en una página de internet hace que nos hayan dado de baja del Registro Único para operaciones agropecuarias”. Al respecto dijo que la baja se debió a un error administrativo de las empresas Cofco y Renova que “ya han reconocido su error”.

Las notas con el reconocimiento del error por parte de Cofco y Renova ya fueron enviadas al Ministerio de Agricultura. “Las notas que ya las tienen los funcionarios del Ministerio de Agricultura pero que hace que nosotros mientras tanto no podamos operar porque están esperando descargos y ustedes conocen bien cuando un burócrata de media línea quiere poner reparos a la vieja usanza en la presentación de documentos y los únicos perjudicados somos nosotros”, enfatizó Jurado.

Para tomar dimensión del perjuicio para el Grupo Olio, Jurado contó que “esta planta muele 15 mil toneladas por día, en este momento hay un barco que está pendiente de ser cargado que es un día de producción, y hay 11 barcos que ya están en la entrada del Río de la Plata con lo cual se generan costos porque vamos a honrar nuestros compromisos”. Es que los barcos esperando para ser cargados cobran por los días de espera lo que genera un costo de “decenas de miles de dólares”, dijo Jurado.

Dejá tu comentario