Kicillof encara nuevo round para lograr la ley impositiva

Ambito Nacional

Firmará decreto convocando a sesiones extraordinarias para el 7 de enero. La intención es morigerar ciertos aspectos de la norma (no topes de 75%) y enviarla a Diputados los primeros días del 2020.

Axel Kicillof dedicó todo el fin de semana a repartir culpas por la caída de la ley fiscal el viernes, primero en el Senado y después en Diputados, y exhibió en su relato las heridas políticas, tanto en el oficialismo como en la oposición que, a su entender, explican la resistencia para habilitar la norma. En síntesis, pidió no ejercer una “oposición rabiosa” y advirtió que las intendencias podrían salir “perjudicadas” si no prospera la reforma fiscal cuyos aumentos de hasta 75% en el Inmobiliario Urbano y Rural, y en las alícuotas de Ingresos Brutos para la fabricación de medicamentos asoman como el punto de mayor intransigencia.

En tiempo de descuento para las urgencias financieras y sobre el filo del 2019, el gobernador firmará hoy el decreto para volver a convocar a sesiones extraordinarias para el 7 de enero en busca de la sanción de la ley, esta vez por la Cámara de Diputados donde el oficialismo está más cerca del quórum propio a partir de la fractura del bloque de Cambiemos, alentada -en parte- por la interna entre María Eugenia Vidal y Emilio Monzó. Esa puja entre los dirigentes se materializó explícitamente en las últimas horas después de que el Senado, donde Juntos por el Cambio es mayoría (26 sobre 20 del Frente de Todos), volteara el intento de Kicillof de aprobar la ley impositiva confiando en gran medida en el compromiso de los legisladores leales a la exgobernadora de acompañar la sanción previo a una serie de reformas al proyecto original. No prosperó.

Pero como en todo relato de un conflicto siempre hay dos versiones. Para el PJ, por caso, esa rebeldía se explicaría en la discusión de por una veintena de cargos en distintos organismos públicos que la oposición dice que le corresponden. Y la fricción, precisamente, estaría en quién del macrismo le pone nombre a cada cargo, sobre todo ahora que Vidal está de viaje en París.

Sin embargo, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, aseguró que la exgobernadora estuvo en contacto “todo el tiempo” desde sus vacaciones y que ordenó no tratar el proyecto si no se bajaban los topes del 75%.

Por su parte, Roberto Costa, titular del bloque vidalista en la Cámara alta acusó a Kicillof de tener “una actitud caprichosa” cuando cargó contra la oposición por posponerse el debate. “Queremos que el gobierno tenga la ley impositiva. Pero solo pedimos que bajen un poco la tasa del 75%, que busquemos un número más cerca de la inflación”, subrayó y confirmó que ese sector retomará hoy las negociaciones para avanzar en una propuesta para morigerar el impacto de los aumentos.

Ayer, desde el entorno de Kicillof confirmaron el envío de un nuevo proyecto a Diputados, que incluirá algunas modificaciones pero que éstas no recaerán en el esquema de topes de subas que, en rigor, constituyen el espíritu de la ley impositiva a la que aspira el gobernador.

“Confiamos en que la oposición va a entrar en razón. Nuestro espacio está alineado; el problema es el descontrol que tiene la oposición que, en el marco de la pelea por quién es el jefe, desata una interna que complica todo”, resumió un estrecho colaborador de Kicillof. Las cartas volverán a echarse en las próximas horas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario