Lipovetzky: "A Cambiemos todavía le falta una autocrítica"

Ambito Nacional

El legislador analiza los primeros pasos como gobernador de Axel Kicillof. "La Provincia tiene una estructura estatal y gubernamental muy amplia, que viene del propio diseño de la Constitución provincial", dijo.

Fue diputado nacional por Cambiemos hasta diciembre pero no fue tenido en cuenta para revalidar su banca en 2019. Pese a cierta oposición interna, Daniel Lipovetzky se abrió espacio y hoy es legislador bonaerense. Desde allí analiza los primeros pasos como gobernador de Axel Kicillof. "La Provincia tiene una estructura estatal y gubernamental muy amplia, que viene del propio diseño de la Constitución provincial. En ese marco, creo que Kicillof no debe tener la centralidad, que debería preservarse un poco más".

Periodista: ¿Y qué debería hacer?

Daniel Lipovetzky: Delegar. No siempre tiene que ser él el que afronta las situaciones de una Provincia tan difícil porque es desgastante. Más cuando hay que salir a buscar una coparticipación acorde a lo que aporta Buenos Aires, que es un montón. Vidal hizo muy buena tarea en luchar por lograr la recomposición del Fondo del Conurbano que estuvo congelado por 20 años.

P.: A nivel provincial, ¿es Vidal la líder indiscutida de Cambiemos?

D.L.: Sí, y por un montón de razones. Para empezar es exgobernadora. Además, tiene una imagen en la ciudadanía muy importante. Y no solo en lo provincial sino también en lo nacional. Pero principalmente porque entendió los efectos de la derrota electoral y cree, en consecuencia, que hay que ampliar la mesa de toma de decisiones.

P.: Sin embargo, se criticó su ausencia durante la votación de la ley impositiva.

D.L.: Más allá de estar de viaje, ella siempre estuvo. Se dio un cortocircuito en los interlocutores porque la impositiva pasó primero por Senado y luego por Diputados y porque todavía no están designadas las cámaras. Pero se logró mejorar la ley porque gracias a los consensos. Cuando fuimos oficialismo también lo hicimos y las leyes salieron mejores. Es un error de parte del gobernador creer que se pueden aprobar las leyes a libro cerrado. Por suerte, al final lo entendió.

P.: Suele ser crítico a nivel interno. ¿Hoy se siente cómodo en Cambiemos?

D.L.: A Cambiemos todavía le falta una autocrítica. Mi visión siempre es para aportar. No podemos sostenernos solo con la idea del 41 por ciento, con una línea de que todo lo que se hizo estuvo bien. No podemos tener amnesia. Fuimos gobierno hace dos meses y como oficialismo nos quejábamos de ciertas posturas radicalizadas de la oposición. Y ahora nos convertimos en lo que criticábamos. Es un error mantener una lógica tan binaria de separación. Ni ellos son tan malos y nosotros buenos, ni viceversa. Tanto Cambiemos como el PRO se constituyeron como un espacio amplio con actores del peronismo, del radicalismo y del sector privado. No podemos volver atrás de la línea que nos llevó a ganar en 2015 ni seguir hablando de peronismo sí o no. Esas divisiones quedaron en el 45 cuando era Braden o Perón.

P.: Viene manteniendo un fuerte cruce en las redes con el diputado Fernando Iglesias. ¿Qué tan ancho es el espacio opositor interno de Cambiemos?

D.L.: No me gusta ese tipo de debate, pero en algún momento tenía que contestar. Estoy en las antípodas ideológicas de Iglesias, que cree que todos los problemas del país vienen del peronismo. Yo, que vengo del peronismo, tengo una visión muy distinta. A esta altura no se puede ser tan dogmático.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario