Efecto dólar: provincias esperan ahora llegada de tours de compras

Ambito Nacional

Mendoza busca que arriben vuelos directos desde Brasil y Chile antes de Navidad. Salta espera abrir fronteras vecinas para el 9 de noviembre. Comerciantes entrerrianos, revincularse con Uruguay.

Las largas filas de autos para cruzar la frontera en varios puntos del país en peregrinación hacia tours de compras en países vecinos no sólo son postales anacrónicas a causa de la pandemia. El desplome del peso argentino hace prever que las colas de vehículo se harán ahora en sentido inverso, y por eso desde las provincias piden al Gobierno nacional que habilite la llegada de turistas sin pasar por Buenos Aires, en un intento por reactivar el consumo con extranjeros ávidos de aprovechar un ahora ventajoso tipo de cambio.

La solicitud más explícita se dio desde el Gobierno mendocino del radical Rodolfo Suarez, aunque también hubo pedidos para reactivar comercio fronterizo en Entre Ríos, en Salta para abrir pasos con los tres países con que limita, mientras Misiones batalla en el Congreso para alcanzar el estatus de zona franca, ante la competencia de sus vecinos de Paraguay y Brasil.

Una vez que el Gobierno nacional levantó la barrera a la llegada de extranjeros desde este lunes, los gobernadores comenzaron a diagramar los protocolos para el arribo del turismo dolarizado. En Mendoza reclaman que Buenos Aires (el aeropuerto de Ezeiza y el puerto) no sea el único punto de llegada habilitado, y que se dé luz verde a la provincia para recibir vuelos directos principalmente de Chile y de Brasil.

pag18-micros.jpg

“Sería importante recuperar el mercado chileno antes de Navidad, especialmente por un tema de compras”, dijo la ministra de Turismo mendocina, Mariana Juri, en declaraciones a medios locales. La funcionaria de Suarez explicó que un turista chileno gasta aproximadamente 80 dólares diarios en varios sectores y que “Mendoza tiene desde el 15 de junio el turismo abierto”. En ese sentido, agregó que están “listos y preparados”.

Después de la crisis de 2001, la llegada de los chilenos fue uno de los motores con que se recuperó la economía mendocina. De lunes a jueves estaba todo parado y de viernes a domingos estaban a full restaurantes, hoteles y comercios”, dijeron desde la provincia a Ámbito. “Están dadas las condiciones para que suceda lo mismo cuando se disipe la pandemia”, agregaron, y recordaron que cerca del 20% del PBG del distrito está representado por hotelería, gastronomía y comercio. A modo gráfico, señalaron: “No es lo mismo una mesa en un restaurante con cuatro argentinos que con cuatro brasileños”, en relación a los consumos.

También en Salta se pidió a Nación la posibilidad de recibir turistas de los países con los que limita: Bolivia, Chile y Paraguay. Y le puso fecha: a partir del 9 de noviembre. Tras una primera etapa anunciada ayer de reapertura del turismo interno, la administración de Gustavo Sáenz espera por una segunda etapa con arribo de vuelos desde esos tres países. “En cuanto a la apertura de las fronteras, esto estará sujeto a las disposiciones dictadas por el Gobierno nacional”, dijo un comunicado oficial de la provincia.

En la tercera etapa, que iniciará el 1 de diciembre, se prevé incorporar a las provincias del NOA (Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja), para finalizar en una cuarta etapa de integración del resto del país.

“Tenemos la posibilidad de planificar, de proyectar y de ir creciendo de manera paulatina”, dijo el titular de la cartera de Turismo de Salta, Mario Peña, quien afirmó que sólo el tráfico interno permitirá reactivar 50 mil puestos de trabajo.

Por otra parte, en las localidades entrerrianas de la ribera del Río Uruguay piden también que fluya el tránsito entre ciudades limítrofes. En este caso, fueron las cámaras de comercios de Concordia, Colón y Gualaguaychú las que pidieron la reactivación, según un relevamiento de Uno Entre Ríos. Y se debe a una comunicación cotidiana entre localidades vecinas que tienen interconectado no sólo el comercio, sino también hay vínculos familiares y hasta tratamientos médicos interrumpidos.

En tanto, en Misiones, el gobernador Oscar Herrera Ahuad batalla en el Congreso Nacional para que se declare al territorio provincial libre de impuestos, para poder hacer frente a la competencia de precios que llega desde Paraguay y de Brasil. En el primer caso, el vínculo entre Posadas y Encarnación es clave para el comercio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario